Ahorra en tinta de impresora en época de teletrabajo

Ahorra en tinta de impresora en época de teletrabajo

El teletrabajo obliga a llevar la oficina hasta el hogar. Cambios de hábitos, aumentos en el consumo de electricidad, de las tarifas telefónicas, pero también en los consumibles.

Aunque el teletrabajo se lleve de forma digital, muchas tareas en el día a día obligan a utilizar impresoras. Sea para el trabajo en sí, o también para imprimir los apuntes o tareas de los hijos, que en este momento también se encuentran con la escuela dentro de los hogares.

En cualquier caso, la impresora y su tinta representan uno de los gastos más importantes de tener una oficina en casa, de modo que ahorrar en ello representará una cuantía considerable.

Ahorrar, incluso antes de comprar algo

Cuando se compra una impresora, se suele pensar en la calidad de impresión, en las páginas por minuto, si es de cartucho o de tóner, la marca o el precio final del artículo, pero las personas casi nunca se detienen a pensar en los consumibles.

Impresora

El coste de los consumibles se equipara al coste de la impresora en sí, en menos de 12 meses. Si se usa para teletrabajar, será mucho menor el tiempo necesario, por ende, la mayor parte del gasto de tener una impresora no reside en su mantenimiento o en el aparato mismo, sino en sus cartuchos.

Por eso, debes ahorrar incluso antes de comprar algo, porque ahorrar también es una decisión. Para ello puedes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Escoger impresoras con excelente variedad de cartuchos, algunas marcas como Brother, destacan no sólo por un buen soporte técnico y una relación óptima entre precios y calidad. También resaltan por disponer de Brother dcp-j4120dw cartuchos, por ejemplo, que se pueden conseguir en modelos compatibles con un coste reducido con respecto a los originales. A sabiendas de que otras marcas no permiten esta ventaja, es una decisión importante a considerar.
  • Sopesa entre cartuchos originales y compatibles: desde luego, más allá de la marca, debes decidir la procedencia de los cartuchos. Los cartuchos originales garantizan compatibilidad total, pero su coste es alto. Si piensas usar la impresora para teletrabajar, será un gasto bastante importante el que deberás asumir. En cambio, los cartuchos compatibles pueden costar un 50% menos que uno original -incluso menos-, y algunas marcas no tienen problemas de compatibilidad, sino que por el contrario, pueden obtener mejores resultados gracias a que algunos fabricantes de tintas tienen mejores productos que los oficiales.

Consejos para ahorrar tinta de impresora durante su uso

Una vez tienes la impresora funcionando en casa con sus cartuchos, es momento de tomar una serie de hábitos que te permitan extender la cantidad de tiempo que el cartucho se mantendrá imprimiendo con resultados de calidad, y así ahorrar dinero en todos los elementos involucrados en la impresión. 

Para ello debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Configura las opciones de ahorro, si revisas las especificaciones de cartuchos de tinta Brother lc221, e impresoras compatibles, notarás que existen muchas formas (vía software) de ahorrar tinta durante la impresión. En el caso de la marca Brother, todas sus impresoras incluyen la opción de “Modo Ahorro”, cuya configuración te ahorrará tiempo y dinero, y prácticamente no perderás calidad.

Si en cambio tienes otra marca de impresora, puedes buscar las opciones nativas de ahorro, o bien, descargar programas que se encargan estrictamente de ello, como InkSaver.

  • Calibra y haz mantenimiento: al momento de instalar un cartucho nuevo, siempre es bueno calibrar. Incluso si no vas a instalar un cartucho, realiza una calibración, un ajuste y mantenimiento de la impresora. Desde la calibración por software, que elimina los derroches de tinta y los errores durante la impresión, hasta el mantenimiento físico de cabezales y tóner.
  • Imprime lo necesario: muchos documentos los utilizarás más de una vez durante períodos extensos, que será conveniente imprimirlos. Otros documentos, sin embargo, los utilizarás una única vez, esos los puedes revisar en formato digital. En caso de que los documentos útiles durante buen tiempo no tengan otro uso que el personal y privado, puedes imprimir en escala de grises, en dos páginas por hoja, o con una tipografía más pequeña.

El teletrabajo permite realizar las labores desde casa, esto incrementa potencialmente el gasto doméstico, de telecomunicaciones y de consumibles en los aparatos que utilizas siendo la impresora uno de los que mayor gasto por consumibles genera, por lo que adoptar buenos hábitos puede derivar en un buen ahorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: