Refranes sexuales más famosos y su significado

Refranes sexuales más famosos y su significado

Los refranes son fruto de una larga tradición. Cada uno encierra un significado propio que, verdad o no, casi siempre conlleva a un mensaje que puede parecer interesante para quien lo escucha.

Este tipo de figuras lingüísticas intenta resumir, en una sola frase, algún aspecto de la vida cotidiana. Esto suele hacerse de manera directa y breve, pero con un tono que en muchas veces puede parecer jocoso, irónico o en ocasiones grave.

Los refranes son de tradición oral. Han pasado de una generación a otra por su constante repetición y porque, pese a los años, mantienen cierta sabiduría que le fue impregnada por quienes los crearon.

Sin embargo, es común encontrar compendios que los recopilan. Estos documentos reciben el nombre refraneros y pueden dividirse en temáticas, llegando así a tocar secciones de la vida importantes, como el trabajo, la familia, la amistad, el engaño, el amor o el sexo.

Los refranes y el sexo

Como un aspecto fundamental y notorio en la vida, el sexo también ha pasado a ser parte de los refranes. Muchas de las sentencias creadas a partir de ello son antiguas, perteneciente a épocas remotas. De hecho, el primer registro de refranes en general se remonta hasta la Edad Media.

Dicha característica de antigüedad hace que los refranes sobre sexo respondan a una época distinta, razón por la cual, si bien algunos aún mantienen su fama, otros pueden parecer groseros o desfasados.

Los refranes y el sexo

Lo importante es comprender que la sabiduría popular nunca descansa. Hoy en día es posible encontrar refranes que hagan referencia a prácticas sexuales, pese a que antes era mucho más común su aparición.

Los refranes sexuales más famosos aún perduran. Todos los mencionan porque, después de todo, forman parte de la cultura y la tradición.

Refranes sobre sexo famosos

Carne que crece, no puede estar si no mece.

Hace referencia a la necesidad de relaciones sexuales por parte de los hombres y mujeres, en especial por el crecimiento de sus partes íntimas.

No importa lo grande ni lo grueso, sino lo travieso.

El refrán intenta eliminar el mito de que sí es importante que los hombres posean un pene de gran tamaño o grosor.

Una es escasez; dos, gentileza; tres, valentía; cuatro, bellaquería

Se aplica para la cantidad de relaciones sexuales que se puede tener durante un encuentro. Mientras más veces se haga, más osado se es.

El sexo sin amor es una experiencia vacía. Quizá de las experiencias vacías, la mejor.

Muy práctico y sencillo de entender. Parte de la sentencia que señala que el mejor sexo se obtiene solo con amor, y sin este es solo una experiencia corporal, sin mucho sentido. No obstante, asegura que entre todas de este tipo, es quizá la mejor.

Virgo viejo, puta segura.

El refrán señala a esas mujeres que tienen sexo a una edad tardía. Según su significado, cuando esto sucede, dichas mujeres descubren lo grandioso de la práctica y comienzan a aficionarse tanto que se afanan a realizarlo con muchos hombres.

No hay mujeres frígidas, sino hombres inexpertos.

Ideal para señalar que no todos los hombres son capaces de satisfacer a una mujer. Como refrán niega el hecho de que existan mujeres poco dadas al sexo, sino que se trata de hombres que son incapaces de motivarlas para practicarlo.

Cabellos y virgos, muchos hay postizos.

Señala el engaño que pueden cometer algunas mujeres con respecto a su virginidad. Hay que recordar que este atributo era uno de los preferidos por hombres que elegían a una mujer para casarse, esperando que esta no hubiese estado con otros antes que ellos.

El sexo es una democracia: goza tanto el que está arriba como el que está abajo.

Refranes sobre sexo famosos

Es un refrán que se aplica para demostrar el disfrute que se obtiene en el sexo, sin importar la posición en la que se esté, ya que este siempre es en conjunto.

Hombre narigudo, pocas veces cornudo.

Pese a que hace referencia a la nariz, el refrán se aplica para aquellos hombres que tienen penes de gran tamaño. Este atributo evita que sean engañados por sus esposas.

Debajo de la manta, tanto vale la negra como la blanca.

Explica que al momento de tener sexo no importa el color de la pareja a tener.

La tierra y la hembra, quien no la ara no la siembra.

Indica que solo posee a una mujer quien es capaz de realizar el trabajo de conquistarla.

La mujer irritada, de sexo cambia.

Es un refrán que se aplica a los cambios de humor que sufren las mujeres en sus días, los cuales hacen que sean poco apetecidas por los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: