Espárragos: beneficios, propiedades y contraindicaciones

Espárragos: beneficios, propiedades y contraindicaciones

Los espárragos son una de las verduras más sabrosas y apreciadas, gracias a sus distintos beneficios para el organismo. Pueden ser preparados en diversos tipos de recetas, que van desde ensaladas, cocidos al vapor o salteados; en cada caso su sabor es exquisito y se adapta a los gustos de todos. Esta verdura es conocida por tener cuatro variedades: los espárragos verdes, los blancos, los morados y aquellos denominados espárragos trigueros.

Los primeros son los más comidos y su color y estructura se debe a que están maduros. En el caso de los blancos, estos son cortados antes de tiempo y, por lo general, la planta no se expone al sol. Los espárragos morados tienen un sabor parecido al blanco; son consumidos principalmente en Europa.

Finalmente, los espárragos trigueros son los que crecen de manera silvestre y se cosechan al inicio de la primavera. Suelen ser más delgados que los verdes y su sabor varía un poco. Como se trata de un alimento que vale la pena degustar, hoy explicaremos todo lo necesario para aprender de ellos.

Beneficios y propiedades de los espárragos

  • Los espárragos son ricos en antioxidantes y antiinflamatorios. En el primer caso ayudan a reducir el envejecimiento prematuro de la piel, además de que mejoran la función cardiovascular. En el segundo, ayudan a disminuir la hinchazón de los tejidos.
  • Son buenos para adelgazar. Tienen un bajo contenido calórico, lo que los hace ideales para incluir en las dietas. Su medida suele ser de 20 kcal por cada 100 gramos; pese a ello su valor nutricional es amplio.
  • Ayudan a limpiar la sangre. Sus propiedades permiten limpiar el organismo, viajando por el torrente sanguíneo.
  • Evitan el estreñimiento. Su valor en fibra soluble es bastante amplio, lo cual mejora el organismo cuando se sufre de estreñimiento. Además, mejora la función digestiva debido a que son prebióticos.  
  • Mejoran la función renal. Los espárragos tienen una alta composición de agua, permitiendo que tengan efectos diuréticos.
  • Ayudan a evitar la anemia en el embarazo. Su alto contenido en ácido fólico ayuda a evitar este tipo de enfermedades.
  • Previenen los tumores. Sus propiedades son recomendadas para ayudar a personas con cáncer o con riesgo de padecerlo.

Valor nutricional

Para entender mejor cómo es que pueden aportar tantos beneficios y tener tales propiedades, es necesario conocer su valor nutricional. Con una cantidad de 100 gramos de espárragos se obtiene:

Calorías 20

Grasas           0,1 g

Proteínas       2,2 g

Colesterol      0 mg

Sodio              2 mg

Potasio           202 mg

Azúcares        1,9 g

Fibra  2,1 g

Vitamina A     756 IU

Vitamina B1   0,1 mg

Vitamina B2   0,1

Vitamina B3   0,9 mg

Vitamina B5   0,2 mg

Vitamina B6   0 mg

Vitamina K     41,6 μg

Vitamina C     5,6 mg

Vitamina E     1,1 mg

Potasio          202 mg

Fósforo         52 mg

Calcio            24 mg

Magnesio      14 mg

Hierro             2,1 mg

Sodio             2 mg

Zinc                0,5 mg  

Manganeso   0,1 mg

El valor calórico de 100 gramos de espárragos es mucho menor que el que pueden ofrecer ciertas frutas o verduras.

Contraindicaciones de los espárragos

Pese a todos los beneficios que tiene para ofrecer, el consumo excesivo de espárragos puede tener ciertas contraindicaciones. Esto se debe, precisamente, a sus propiedades vistas anteriormente.

Por ejemplo, la gran cantidad de fibra puede conllevar a padecer de diarreas. Además, un aspecto esencial en ellos es el elevado nivel de purina que poseen. Esto aumenta el nivel de ácido úrico en el organismo, dando origen a enfermedades como la gota, la artritis, el cálculo en los riñones y otros padecimientos relacionados a dichos órganos.  

Para las personas que ya padecen este tipo de enfermedad, los espárragos deben evitarse. Lo ideal es consumirlo cuando son más los beneficios que pueden producir.

Espárragos frescos y verdes

Si bien los espárragos pueden conseguirse tanto en conserva como frescos y verdes, lo ideal es elegir esta última opción para comerlos. La razón de ello es que sus propiedades están más presentes. En conserva se pierden mucho de sus nutrientes, además de que su sabor no es necesariamente el mismo.

Claro está, su consumo y preparación ayudará muchísimo. No hay problemas de comerlos crudos, pero nunca está de más idear nuevas recetas que los incluyan. La comida mediterránea está plagada de ellas.

En todo caso, si bien no se puede cosechar espárragos todo el año, la opción de adquirirlos en conserva siempre está presente. Por lo general, siempre serán espárragos blancos o morados, los cuales se venden en diferentes supermercados y demás sitios de cultivo de verduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: