Cómo dejar de fumar naturalmente con luz

Cómo dejar de fumar naturalmente con luz

Tomar la decisión de dejar de fumar es ya, por sí mismo, un gran paso, pero si, además, va acompañada del compromiso de hacerlo de forma natural, es para alegrarse doblemente. Existen muchos métodos para llegar a ese objetivo, pero vamos a proponerte cómo dejar de fumar naturalmente mediante los fosfenos.

Hay pocas cosas más naturales que la luz, por ello, los fosfenos, facilitarán cómo dejar de fumar de forma natural, quizás, de manera más sencilla que los métodos habituales. Pero, y antes de continuar, ¿qué son los fosfenos? Los fosfenos son unas imágenes que aparecen en nuestro campo visual tras mirar una fuente de luz adecuada. El Dr. Lefebure descubrió que, en presencia de esa luz interior, los procesos cognitivos, el equilibrio emocional y la conexión con las energías sutiles, se sobredimensionan. Así pues, el Fosfenismo, utiliza, entre otras técnicas, los fosfenos para conseguir objetivos en campos tan diversos como los pedagógicos o los iniciáticos.

Dejar de fumar con fosfenos

En consecuencia, es mediante la luz cómo podemos estimular nuestro potencial cerebral y nuestro equilibrio emocional, ayudándonos a canalizar todos nuestros recursos para dejar de fumar, y, además, para sobrellevar la abstinencia de nicotina con mejor predisposición psicológica.

Cómo ayudar a una persona fumadora a dejar ese hábito con los fosfenos

Desde la escuela del Dr. Lefebure, para ayudar a una persona fumadora a dejar ese hábito, se hace hincapié en dos aspectos básicos, la voluntad y la deshabituación. No nos extenderemos en la técnica en sí, para eso ya existe la página de referencia del Fosfenismo, te hemos dejado los links al comienzo del artículo, pero sí queremos resaltar el aspecto, a menudo poco ponderado, del enfoque psicológico del tratamiento del tabaquismo.

De hecho, descripciones del hábito de fumar cómo: me tranquiliza, me relaja, me ayuda a pensar y otros muchos pretextos, se encuentran más relacionados con aspectos psicológicos que físicos. Trabajar sobre las emociones es pues vital. Dr. Lefebure Methods, propone, entre otros, el siguiente ejercicio:

En un entorno relajado, haga un fosfeno, es decir, mire una lámpara fosfénica durante treinta segundos, cierre los ojos y aparecerá su luz interior. En ese momento, observe sus pensamientos siendo consciente y manteniéndose enfocado, con el fosfeno presente es fácil. Encuentre las emociones negativas, frustrantes, todo lo que entorpece su esfuerzo por dejar de fumar naturalmente, una vez identificadas, borre su pizarra mental, perdónese a sí mismo y a su entorno, cerrando las viejas etapas, los viejos expedientes.

Repetir este ejercicio de forma regular mientras se sigue el tratamiento del tabaquismo es un seguro de éxito en el tortuoso camino para dejar de fumar, solo que, en este caso, la luz le guía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: