Diamantes a partir de cenizas: ¿es hora de cambiar cómo recordamos a los muertos?

Diamantes a partir de cenizas: ¿es hora de cambiar cómo recordamos a los muertos?

Diamantes a partir de cenizas se pueden usar en un marco de anillo

Con el desarrollo de la tecnología, se ha hecho posible diferentes formas de mantener la memoria de ese ser querido que perdimos intacta. Ya sea a través de fotografías, vídeos, cremación, y hasta diamantes a partir de cenizas, cada vez existe más posibilidades de ayudar recordar sus tiempos en el mundo.

En algunos países, y en especial en España, existen nuevas formas de recordar a los muertos. La gente se está moviendo de un enfoque de ritos tradicionales de recordar a los seres queridos fallecidos a formas transformadoras como los diamantes a partir de cenizas.

Ritos funerarios tradicionales en España

La muerte se ve y se vive de diferentes formas alrededor del mundo. En algunos países, la muerte se conmemora con una celebración de la vida del difunto.

Aunque la muerte era comúnmente mal vista en el pasado, cada vez más personas están comenzando a adoptar esta nueva cultura de celebrar una vida bien vivida, buscando nuevas formas de memorarla como, por ejemplo, con diamantes a partir de cenizas.

En España, conviven diferentes formas de ritos funerarios y esto tiene que ver con las culturas que actualmente conviven en este país. En el pasado, los rituales compartían tres (3) elementos:

  1. Mortaja
  2. Sepelio
  3. Luto

El Amortajamiento

La mortaja o el amortajamiento en España, es dónde, luego de que la persona moría, ellos asearla, vestirla y a exponerla a los familiares y amigos; esto, en otros países es el proceso que sucede antes y durante el velorio.

En el país vasco, se solía usar agua hervida con romero y laurel para limpiar las impurezas y eliminar los olores del difunto.

Luego del aseo, se vestía al difunto, con ropa escogida por la familia. Familias más pudientes usaban trajes, en caso de extrema pobreza, solo se usaba una sábana blanca, y si la persona que murió era un niño o infante, los vestían de blanco para resaltar la inocencia.

El tiempo de amortajamiento era de un (1) día. (Para certificar que el difunto de verdad estuviese muerto)

El Sepelio

Anteriormente, en España solo se enterraban a los cadáveres.

Lo curioso de esta tradición, es que existían algunas reglas que se debían cumplir a la hora del sepelio.

  • La salida del féretro de la casa al cementerio siempre debía ser con los pies por delante; esto se basa en la antigua creencia de que, si la cabeza salía primero, el alma del difunto quedaría atada a la casa o a la familia y no podría descansar en paz.
  • En caso de los niños, por ser almas inocentes, y por no haber disfrutado de la vida, la cabeza debía pasar primero.
  • El féretro debía ser cargado por los hombres del pueblo, nunca por familiares.
  • Las misas se hacían luego de haber sido sepultados los cuerpos, ya que no se permitía la entrada de los muertos a la iglesia.
  • Y en el entierro solo acudían familiares y amigos cercanos, en donde estos esparcían tierra al féretro, costumbre que aún sigue viva.

El Luto

Luego de sepelio, comenzaba el proceso de luto. La casa del difunto y en donde vivía la familia se solía cerrar por completo. Los espejos se tapaban con sábanas y los cuadros se volteaban.

La familia no podía asistir a ningún evento público o fiestas, y en muchos casos, las mujeres guardaban silencio por los primeros tres días.

Asimismo, la familia renunciaba al uso de colores fuertes y el color negro era el que usaban durante todo ese tiempo.

Formas innovadoras de recordar al fallecido

Si en vida lo que nos une y lo que nos conecta son los pequeños detalles como tomarnos una fotografía junta, sorprendente a ese alguien especial en su cumpleaños con un globo que tenga un mensaje; o el acto de regalar un detalle como un collar, brazalete o anillo. ¿Por qué debería ser distinto en la muerte?

Con eso en mente, aquí te listamos 5 maneras más sensibles de conmemorar a un ser querido:

1. Encender velas y liberarlas al cielo

Así como en algunas religiones, se suelen encender velas luego de que una persona fallece porque se cree que de esta forma se puede iluminar su camino hacia el cielo.

2. Exhibición de fotos

Una foto por cada año de la vida del difunto ayuda a las personas que asistan al funeral a recordar y revivir cada uno de los momentos. Aunque puede ser algo doloroso ver su rostro, recordar a esa persona a través de sus fotos, es una manera de mantener vivo el recuerdo.

3. Lanzar globos

Esta tradición suele hacerse sobre todo con niños, y es una forma de recordar la inocencia y pureza de su vida y su paso por esta tierra. Se toman globos, por lo general del color favorito del niño y se lanzan al cielo. Se puede hacer entre familia y amigos.

4. Diamantes a partir de cenizas

Los diamantes a partir de cenizas también se conocen comúnmente como diamantes de cremación o diamantes conmemorativos. Estos son diamantes reales creados a partir de las cenizas incineradas de un difunto. Los diamantes a partir de cenizas son un símbolo moderno de amor, continuidad y eternidad.

5. Sembrar un árbol

Sembrar un árbol cuando se pierde un ser amado simboliza su crecimiento, desarrollo y su paso por este mundo, así como también, el impacto que tuvo esa persona en la vida de los demás. Es una forma única y bella que se puede hacer junto a toda la familia y que acompañará a las futuras generaciones.

Más españoles están creando diamantes a partir de cenizas de sus seres queridos

Los diamantes a partir de cenizas se producen utilizando el contenido de carbono de las cenizas de un difunto.

Anillo de diamante a partir de cenizas

En primer lugar, las cenizas se someten a un tratamiento térmico para extraer el carbono. Algunos laboratorios incluso analizan el contenido de las cenizas y luego utilizan el informe de análisis como garantía para el cliente.

El carbono se filtra, se purifica y se convierte en grafito. Esto se coloca en la máquina de síntesis de diamantes donde comienza la transformación de las cenizas en diamantes.

La mayoría de los productores de diamantes a partir de cenizas utilizan el proceso de alta presión y alta temperatura (HPHT) en la producción de gemas. El proceso de diamante a partir de cenizas tarda entre 3 y 9 meses, dependiendo del tamaño y el color deseado.

¿Por qué los españoles están convirtiendo a sus difuntos en diamantes a partir de cenizas?

¿Es porque las parcelas de entierro son escasas?

Es cierto que aún se consiguen parcelas de entierro económicas, pero tanto la zona como el mantenimiento y cuidado dejan mucho que desear. Los españoles quieren que el último lugar de descanso de su ser querido sea digno y único, como los diamantes a partir de cenizas.

¿Es porque los precios de entierro son caros?

Sí. Al menos son más costosos que el precio de la cremación. Hoy más que nunca, la frase “no tiene dónde caerse muerto” está vigente. Las deudas, pensiones mal pagadas y muchas otras flaquezas de la economía, hacen que morirse sea demasiado caro.

¿Es porque las personas son conscientes de los efectos del entierro en el medio ambiente?

Aunque no es un estándar, sí es cierto que muchas personas están tomando conciencia en el impacto que los cadáveres pueden causar a la tierra y a las personas en general. En especial los cuerpos de los fallecidos por Corona Virus.

¿Es porque está de moda y la gente simplemente es influenciable?

No. Podrá ser una moda, pero aún no somos crueles para hacerle eso a nuestros seres queridos. Las personas lo hacen por amor, para inmortalizar a un ser amado y para conmemorarlos de la mejor manera.

Aunque todos tienen una razón personal para preferir los diamantes a partir de cenizas a otras alternativas conmemorativas, todos podemos estar de acuerdo en que estas gemas son una forma única para que los que seguimos con vida mantengamos una conexión con nuestros seres queridos difuntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: