10 Verdades y mitos sobre el cannabis

10 Verdades y mitos sobre el cannabis

El cannabis es usado desde miles de años antes de Cristo y fue solo a mediados del siglo XX cuando comenzó a considerarse como ilegal su uso, así como la posesión y venta de productos que contenían cannabis por el hecho de contener cannabinoide, que es un psicoactivo.

En algunos países se incrementó el control sobre su distribución, en muchos está prohibido su uso, mientras que en otros ya ha sido legalizado.

Sobre este tema se dicen muchas cosas que suelen ser verdades y en ocasiones son mitos, que a continuación enumeraremos:

1. Mito: el cannabis no es dañino porque es una planta, es natural. Se podría decir que es una droga ecológica.

Verdad: El humo del cannabis, marihuana o hachís contiene similares elementos cancerígenos y mutágenos que el tabaco y en ocasiones son más concentrados (50% más). La manera de fumarlo sin filtro y con aspiraciones profundas tiene efecto broncodilatador, lo que incrementa el peligro de sufrir cáncer.

En cuanto a que es natural, esto no es cierto porque en la actualidad ya existen plantas que han sido tratadas con la finalidad de alcanzar mayores concentraciones de THC. De hecho, hoy en día existen las semillas de marihuana autoflorecientes que florecen a las 4 semanas de su germinación.

Además, el opio y el tabaco también son naturales y todos conocemos el riesgo al usarlos. El cannabis al consumirlo altera el funcionamiento del cerebro.

2. Mito: El consumo de cannabis no produce adicción, su uso es controlable.

Verdad: Estudios científicos indican que 1 de cada 6 personas que la consumen son adictos y que el riesgo de consumir otras drogas es mayor en un 1,5 a 8%.

El cannabis contiene THC (delta-9-tetrahidrocannabinol) que estimula las células cerebrales, liberando dopamina, dando una sensación de placer, por lo que se consume una y otra vez provocando finalmente la adicción, especialmente cuando se consume en la adolescencia.

3. Mito: El cannabis es un desestresante porque ayuda a relajarse cuando se está ansioso.

Verdad: El uso de las drogas puede hacer olvidar los problemas momentáneamente, pero cuando se pasa el efecto vuelven a aparecer las preocupaciones, el estrés, y las angustias, por lo que el uso de las mismas, sobre todo en los adolescentes, está relacionado generalmente a problemas de salud mental, depresiones. 

Sin embargo, se ha comprado que productos medicinales a base de cannabis, en las dosis adecuadas pueden ayudar a aliviar dolores crónicos, así como a tratar diversas enfermedades.

4. Mito: Si se legaliza el uso del cannabis su consumo disminuiría.

Verdad: Se ha comprobado que esto no es cierto porque cuando drogas como el tabaco y el alcohol fueron legalizados su consumo se elevó exponencialmente. Adicionalmente, en los lugares donde ha sido legalizado su uso, se ha disminuido la convicción del daño que pueda ocasionar la misma.

5. Mito: Su uso ayuda a mejorar la concentración.

Verdad: Disminuye la capacidad motora y la memoria. Cuando se han hecho mediciones del coeficiente intelectual en personas que las han consumido se ha verificado que este disminuye 8 puntos. Muchos de los consumidores no logran terminar sus estudios. 

6. Mito: El cannabis tiene efectos terapéuticos, por lo que no debe hacer daño fumarse de vez en cuando un porro.

Verdad: No tiene nada que ver el uso recreativo al uso médico que se le pueda dar al cannabis, la planta como tal no es medicinal. Existen medicamentos derivados de la marihuana, sin embargo, su uso aún está en discusión.

7. Mito: Se puede consumir durante mucho tiempo, antes de que te haga daño.

Verdad: Sus componentes actúan directamente sobre el sistema nervioso, y una pequeña dosis es suficiente para causar efectos tan perjudiciales rápidamente.

8. Mito: El cannabis no mata a quien lo consume.

Verdad: Realmente no mata, pero al consumirlo se aumenta el riesgo de sufrir daños neurológicos, el suicidio y los accidentes. Manejar bajo la influencia del cannabis es delicado, ya que las destrezas requeridas para manejar, como la concentración, el tiempo de reacción, la coordinación motora, y el estado de alerta, se ven perjudicados por su consumo.

9. Mito: Si tenemos un físico sano y ejercitado su uso es menos dañino.

Verdad: Esto es totalmente falso. De hecho, ya que el consumo de esta droga puede dañar al cerebro si es abusivo, cada vez irás menos al gimnasio y se deteriorará tu cuerpo sin importar su condición previa.

10. Mito: Si solo consumes cannabis o marihuana el fin de semana, ya el lunes estarás bien.

Verdad: No es cierto, porque su efecto podría durar desde 8 horas hasta 3 días.

Las drogas, conjuntamente afectan la salud psico-física del adicto y debilitan su carácter, haciéndolo vivir solo para satisfacer su necesidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: