Estudiar un año en el extranjero. El viaje que te puede cambiar la vida

Estudiar un año en el extranjero. El viaje que te puede cambiar la vida

Estudiar un año escolar en el extranjero durante la etapa de secundaria o bachillerato se ha convertido en los últimos años en una opción muy extendida en España. Los padres y madres de nuestra generación estamos perdiendo el miedo a mandar a nuestros hijos a formarse y aprender idiomas en el extranjero.

Aunque todavía estamos lejos de nuestros vecinos europeos, hemos asumido que los costes de mandar a un hijo fuera a que aprenda inglés «para toda la vida» son muy similares a varios años de academias, profesores particulares o campamentos de verano…

¿Cuáles son los países más populares para estudiar un curso académico fuera de España?

Según los registros de la agencia CLS Idiomas los españoles mandamos a nuestros hijos a estudiar un año fuera sobre todo a Irlanda, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Los países europeos suelen ser más adecuados para los niños hasta 3º- 4º ESO porque su sistema educativo se asemeja mucho al sistema escolar español, hay una fuerte presencia de estudiantes españoles a los que recurrir en caso de dificultades de adaptación y, por encima de todo, su proximidad con respecto a España nos asegura que van a pasar mínimo las navidades y Semana Santa en casa con nosotros.

Estudiar fuera de España

Por el contrario, cuando los niños son más mayores, recomiendan destinos como EEUU y Canadá porque sus sistemas educativos son muy diferentes al español y la inmersión en la lengua y la cultura suele ser mayor al haber mucha menos presencia de otros españoles en las aulas y en las poblaciones donde son alojados.

¿Cuál es el destino más económico?

Sin duda la opción de un curso académico en EEUU sería la más económica gracias al programa subvencionado que gestiona el Departamento de Estado Norteamericano y, por el cual, niños y niñas de 4º ESO, 1º y 2º de Bachillerato pueden estudiar en un colegio público estadounidense y vivir con una familia de acogida que no cobran un dólar por ello. Hay que asumir los gastos de visado, convalidación de estudios, seguro médico, billete de avión, honorarios de la agencia, etc. Sin embargo, al estar exentos de pagar tasas escolares  y, hacerlo las familias voluntariamente, el coste total supone finalmente menor desembolso que otros países más cercanos como Irlanda o Reino Unido.

¿Realmente aprenden inglés para toda la vida?

Es indiscutible que la exposición tan alta y continuada al idioma local durante tanto tiempo tiene un efecto muy positivo en el aprendizaje a medio y largo plazo. A corto plazo, seguramente una academia especializada es más efectiva para preparar una certificación específica o aprobar un examen de nivel. Sin embargo, una larga estancia en el extranjero es realmente efectiva para consolidar el idioma a largo plazo. Todos los alumnos que han tenido oportunidad de vivir una experiencia así afirman que no pierden la fluidez a lo largo de su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: