¿Por qué instalar césped artificial en tu hogar?

¿Por qué instalar césped artificial en tu hogar?

Lejos de ser un producto decorativo puntual, el uso del césped artificial como elemento de decoración y hasta funcional está en ascenso. Son muchas las razones y ventajas detrás de esa popularidad.

Los fabricantes ofrecen hoy mayor seguridad de materiales, mejor rendimiento a largo plazo y muchas propuestas personalizadas en el césped artificial. Es así, al menos, en el caso de empresas como RealTurf, que realizan todo el proceso desde asesorar a sus clientes acerca de la mejor elección y tipo de césped artificial para su hogar, jardín o negocio, así como también lo relacionado con la instalación y asesorías posteriores para su cuidado.

Detrás de la popularidad de empresas como RealTurf se esconden las ventajas que el césped artificial tiene en comparación con el natural, siendo el primero mucho más recomendable para ser instalado en cualquier superficie.

Ahorro sustancial de costes

Muchas personas juzgarán que el césped artificial tiene un coste de compra e instalación que no tiene el césped natural, asumiendo por ello que el primero es más costoso que el segundo.

No obstante, los gastos reales del césped natural no se dan al inicio, sino que los podrás ir desglosando diariamente dependiendo del mantenimiento y cuidados que debas realizar:

  • Agua: la cantidad de agua necesaria para regar el césped natural variará dependiendo del lugar donde residas. En todo caso, es un gasto que debes asumir y que dependiendo de la cantidad de césped natural, puede llegar a ser muy considerable. El césped artificial, por el contrario, no requiere de riego para mantener el brillo y el verdor.
  • Químicos: fertilizantes, insecticidas y otros productos son requeridos para mantener el césped natural en buen estado. No asumir este gasto puede causar que tu jardín pierda vitalidad rápidamente. El césped artificial se mantiene siempre igual, no requiriendo de este tipo de productos que además de costosos pueden dañar al medio ambiente.
  • Tiempo: regar el césped o cuidarlo bien requiere de tiempo. Tiempo del que muy pocas personas podrán disponer en la actualidad, dados los ritmos de vida y las cargas laborales que puedan tener. En el caso del césped artificial, el único tiempo que debes invertir en él es el que destines a su disfrute.
ventajas cesped artificial

Durabilidad y resistencia

Si algo beneficia al césped artificial es su durabilidad. Al estar realizado con materiales sintéticos, está diseñado para resistir mejor los cambios climáticos, aún en condiciones muy adversas; de la misma manera que puede durar al tope de condiciones durante muchos años.

Resistencia. En el caso del césped natural, la resistencia vendrá dada con cuidados muy especializados -a menudo también costosos-, por lo que es una ventaja capital de cara a poder usarlo todos los días, poder usarlo en invierno, y que se vea bien en cada momento sin importar las condiciones a las que se enfrente.

Durabilidad. La vida de un césped natural está asociada a muchas variables, y no siempre se cumple, ya que son organismos que deben sortear dificultades siempre. El césped artificial tiene una vida útil que puede llegar hasta los 20 o 25 años, dependiendo del fabricante y de la altura o grosor que decidas instalar. Es un tiempo lo suficientemente largo como para justificar cualquier inversión realizada en su instalación.

Belleza y adaptabilidad

El césped artificial es idéntico e incluso más vistoso que el césped natural. A su favor tiene, además, que por más intenso que sea su uso -por ejemplo, para la práctica deportiva o como superficie de alto tránsito de personas- siempre mantendrá el mismo verdor y apariencia fresca y suave.

Así también, es una solución adaptable. Existen diferentes tipos de césped artificial, como verás en sitios como el de RealTurf, desde los útiles para el jardín hasta los diseñados para campos deportivos, exteriores de piscinas, terrazas y hasta áticos, pudiendo elegir en todo momento cuál se adapta mejor al sitio donde piensas instalarlo.

El césped artificial ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad. Una tendencia de decoración que aporta funcionalidad, color y durabilidad a los espacios, facilitando su disfrute y su mantenimiento en gran medida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: