Nuevas fórmulas de acceso al crédito

Nuevas fórmulas de acceso al crédito

En los últimos tiempos, el acceso al dinero mediante el tradicional método de pedir un préstamo a la sucursal bancaria de la que se es cliente se ha ido complicando progresivamente. En la actualidad, el nivel de exigencias que debe superar un cliente o peticionario se vuelve prácticamente imposible.

Afortunadamente, el mercado financiero le está abriendo las puertas a otras fórmulas, más asequibles, para que cualquier ciudadano tenga posibilidades de conseguir un préstamo. La aparición de las Fintech que ofrecen minicréditos al instante nuevos, con unas mínimas condiciones y resultados muy ventajosos, son las más populares y demandadas, pero no son las únicas.

Estas son las 6 nuevas fuentes de acceso a la financiación alternativas a la banca.

1. Agencias Fintech de préstamos

En primer lugar, hay que destacar el trabajo que llevan a cabo las mencionadas agencias Fintech (finance + technology), un tipo de empresa que implementa las más avanzadas tecnologías (sobre todo de comunicación digital online), para optimizar actividades financieras de todo tipo. Esto permite que sus clientes puedan acceder a sus propuestas con mayor facilidad y en condiciones más ventajosas. Valga como ejemplo la plataforma casheddy.es, con una gran oferta en precios y una sencilla calculadora para que el usuario pueda calcular y valorar por sí mismo su propuesta.

2. Los préstamos participativos

Esta nueva forma de conseguir dinero se presenta como una excelente opción de financiación externa para los negocios de pequeño y mediano tamaño. Su utilidad radica en la posibilidad de aumentar los fondos que posee una empresa para comenzar nuevos proyectos. En este caso, los intereses generados serán proporcionales a los resultados que vaya obteniendo el propio proyecto.

3. Los Business Angels

Con este nombre se asigna a un tipo de inversor privado que facilita un capital determinado a emprendedores que quieran poner en marcha sus ideas y proyectos empresariales. Este dinero se entrega a cambio una participación en forma de acciones.

4. El Crowdfunding

Este es otro tipo de micro financiación que, al igual que las agencias Fintech mencionadas al principio de este artículo, ofrecen microcréditos, pero, en este caso, de manera colectiva. Esto significa que, mediante el uso de plataformas online, se consigue la cooperación de gente interesada en un determinado proyecto, por cualquier motivo, y colabora de manera desinteresada con pequeñas aportaciones económicas.

5. Las aceleradoras de startups

Estas organizaciones trabajan con el propósito de acelerar el desarrollo de una empresa que ya ha sido constituida. Esta fórmula apoya directamente al proyecto de la startup, desde la cesión de espacio físico o de la plataforma digital desde la que se va a desarrollar la idea hasta apoyar la estrategia de marketing o la presentación de contactos y vías de desarrollo.

6. El leasing o arrendamiento financiero

En este caso, se trata de una modalidad de contrato de arrendamiento que se efectúa sobre un determinado bien mediante el pago de cuotas durante un plazo estipulado. Esto permitirá su uso, pero no la propiedad. Una vez termine el plazo, quedará un valor residual y, si se paga, el bien pasaría a ser propiedad de la pyme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: