Plantas artificiales súper realistas

Plantas artificiales súper realistas

Las plantas artificiales son elementos decorativos muy interesantes tanto para viviendas como oficinas. En webs como Deco and Lemon podemos encontrar algunas súper realistas que no tienen nada que envidiar a nivel estético a las reales y resultan infinitamente más cómodas y sencillas de mantener que las plantas reales. Se trata de una alternativa estupenda para todos aquellos amantes de las plantas que quieren contar con su agradable presencia pero quieren librarse de todas las incomodidades que supone tener una planta. En ocasiones no se trata de una cuestión de pesadez o hartazgo de las plantas tradicionales, sino que se trata tan solo de falta de tiempo.

Debido al ajetreado ritmo de vida que llevamos lo cierto es que en muchas ocasiones no tenemos tiempo para absolutamente nada. Y mucho menos tenemos tiempo para acordarnos que tenemos que regar las plantas, cuidarlas, trasplantarlas y en definitiva ocuparnos de ellas como deberíamos. Porque hay que recordar que las plantas son seres vivos que sin los cuidados adecuados van a terminar por morirse. Es una auténtica pena y es algo que no debemos hacer. Por eso si nuestro compromiso con las plantas no va a ser el que deberíamos tener, lo ideal es hacernos con plantas artificiales súper realistas.

Consigue un aspecto real sin complicaciones

Las plantas artificiales se han usado desde hace mucho tiempo para decorar. Lo cierto es que hace algún tiempo se podían ver plantas decorativas que dejaban mucho que desear, no parecían muy realistas y no resultaban nada convincentes como sustituto de las plantas naturales. Hoy en día esto no es para nada así. Las plantas artificiales que podemos encontrar en el mercado cuentan con un aspecto súper realista que dejaría boquiabierto a cualquier botánico o experto en plantas que las vea.

Planta artificial

Este tipo de plantas vienen con su correspondiente maceta para que parezcan lo más realistas posible. Son plantas que nadie notará que no son reales, al contrario muchas personas se quedarán sorprendidas si les decimos que no se trata de plantas reales. Imitan a plantas que existen en la realidad por lo que no se trata de imitaciones poco creíbles, sino que nos remiten inmediatamente a su correspondiente versión real.

Tamaños y materiales que imitan la realidad

Las plantas artificiales súper realistas se hacen utilizando materiales que imitan la realidad. Las plantas suelen estar hechas de polietileno (PE) y PVC. Con las herramientas decorativas y pinturas adecuadas se consiguen unos acabados exactamente iguales que los que tendría la planta real. Las macetas se suelen hacer en poliuretano (PU) y también son muy realistas. Además, se trata de respetar al máximo posible el tamaño que la planta real tiene, para que de esta forma el aspecto sea muy creíble.

Por ejemplo, vamos a poder encontrar plantas tan bonitas como un cactus saguaro, que es una planta que originalmente podemos encontrar en el desierto de Sonora, en los Estados Unidos. La réplica artificial de esta planta está hecha en 82 centímetros, un tamaño que imita al tamaño que normalmente llegan a alcanzar estos cactus lo que le da un aspecto súper realista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: