La realidad aumentada anuncia un futuro estándar: la fusión de la vida real y la digital

La realidad aumentada anuncia un futuro estándar: la fusión de la vida real y la digital

Las nuevas tecnologías transforman y remodelan constantemente el mundo, incluida la forma en que interactuamos con el espacio físico y con otras personas. Es importante entender cómo las tecnologías de realidad aumentada (RA) influyen en las percepciones de los usuarios y cómo la presencia del mundo digital cambia el comportamiento de los usuarios en el espacio físico.

Para ello, nos centramos en los juegos de RA basados en la localización, que superponen una realidad digital al mundo físico. Esto se puede apreciar en juegos como Pokémon GO, Harry Potter: Wizards Unite, The Walking Dead: Our World y Orna. Sin embargo, también ocurrirá en el futuro en Colombia y sus casinos en vivo, ya que es uno de los países que ya está haciendo avances para hacer uso de la RA en distintos sectores del entretenimiento online.

Percepciones sobre la RA

La mecánica de RA de la cámara del dispositivo móvil es quizá la característica más llamativa que diferencia a los juegos de RA de otros juegos digitales. Por este motivo, resulta interesante que las funciones de RA parezcan perder su relevancia para los jugadores con el paso del tiempo. Esto también se refleja en el diseño de los juegos de RA más populares, en los que las funciones de RA transparentes son opcionales. En lugar de las funciones de RA, la interfaz del mapa de los juegos actúa como una conexión crucial entre el juego y el mundo físico.

Cuando utilizamos un programa de navegación para encontrar un restaurante o una gasolinera, aceptamos que el mapa es una descripción exacta de la realidad y confiamos (casi) ciegamente en la guía del programa. Hemos aprendido que funciona. De forma similar, los jugadores de juegos de RA basados en la localización aceptan que la interfaz del mapa del juego se corresponde con el mundo real, y todo lo que se coloca en la interfaz del mapa se integra en su percepción de la realidad. Esto da una idea de cómo podría ser el futuro de la RA. No basta con inyectar contenido digital aislado en el mundo real, sino que el mundo aumentado tiene que tener su propia lógica y estructura interna con interfaces tangibles que se correspondan con la realidad.

Convergencia entre lo real y lo aumentado

La tecnología de RA está avanzando tanto a nivel de hardware como de software. La tecnología es la que permite, pero el verdadero reto de la RA será integrar perfectamente las soluciones con el mundo físico. Incluso los juegos de RA de gran presupuesto no han resultado ser éxitos comerciales, posiblemente a pesar de la esperada jugabilidad novedosa que permiten. El ejemplo más notable es Minecraft Earth, que se cerró menos de dos años después de su lanzamiento.

Aunque sin duda muchos diseñadores de RA se sienten como Howard Stark, el padre de Tony Stark, en la película Iron Man 2, que dijo: «Estoy limitado por la tecnología de mi tiempo», sostenemos que la cuestión más apremiante en el diseño de juegos de RA es resolver la integración entre el juego y el mundo físico. En este empeño, la representación virtual de la realidad es crucial. De ahí que una dirección prometedora en la que centrarse sea la creación de visualizaciones alternativas del mundo.

RA basada en la localización

La RA sin marcadores basada en la localización tiene como objetivo la fusión de objetos virtuales 3D en el espacio físico donde se encuentra el usuario. Evidentemente, esta tecnología utiliza la localización y los sensores de un dispositivo inteligente para situar el objeto virtual en el lugar o punto de interés deseado. El ejemplo más representativo de este tipo de realidad aumentada es el juego para smartphones Pokémon GO, que utiliza la RA sin marcadores y basada en la localización, haciendo que el entorno del usuario cobre vida de forma inmediata en función de adónde mire. Su gran éxito hizo que muchas empresas se interesasen por ofrecer un producto parecido.

Esta RA vincula la imagen virtual a una ubicación específica mediante la lectura de los datos en tiempo real utilizando la cámara, el GPS, la brújula y un acelerómetro. Además, al estar basada en la RA sin marcadores, no es necesario realizar un seguimiento de la imagen para su funcionamiento, ya que es capaz de predecir la aproximación del usuario para hacer coincidir los datos en tiempo real con su ubicación.

Además, esta tecnología permite la opción de añadir contenido digital interactivo y útil a las geografías de interés, lo que resulta muy beneficioso para los viajeros dentro de una zona concreta al ayudar a comprender el entorno a través de objetos o vídeos virtuales en 3D.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: