Reparar tus electrodomésticos viejos ya no está tan pasado de moda

Reparar tus electrodomésticos viejos ya no está tan pasado de moda

Mandar a reparar un viejo frigorífico, lavadora, lavavajillas o cualquier otro electrodoméstico  del hogar cuando el mismo se encontraba averiado se había convertido en una práctica del pasado en los últimos años. La reducción del precio de los electrodomésticos del hogar le había permitido a las familias españolas darse el lujo de simplemente comprar uno nuevo  cuando el que se tenía en casa había fallado. Los más beneficiados, como no, eran los  fabricantes de estos aparatos mismos, que veían como sus ventas e ingresos aumentaban de  manera acelerada cada año.  

Prácticas controvertidas de diseño industrial como la obsolescencia programada, que consiste en introducir de manera intencionada puntos débiles en el diseño de los aparatos electrodomésticos para que los mismos fallen pasado un tiempo, y que han sido denunciadas  tantas veces por grupos ecologistas y defensores del medioambiente, se habían convertido en  el común denominador; mandar a reparar estaba pasado de moda y era considerado una  práctica anticuada que no comulgaba con los tiempos actuales de consumo masivo. 

No obstante, hay momentos puntuales en el tiempo que alteran las tendencias y costumbres. En Marzo de 2020 la pandemia del COVID-19 dio inicio alterando de manera radical la forma  en la que la sociedad española venía funcionando desde hacía décadas: la población fue mandada a trabajar desde casa, se impusieron restricciones a la libre movilidad y las compras  pasaron a hacerse mayoritariamente por internet. En algunos casos, estas alteraciones en  nuestra forma de vida significaron el regreso a prácticas que se habían olvidado y que se  consideraban anticuadas, una de ellas la de mandar a reparar. 

De acuerdo a Alejandro Duque, director de Servitec Valencia, empresa valenciana de asistencia técnica dedicada a la reparación de electrodomésticos, sistemas de calefacción y aire  acondicionado, la demanda de servicios de reparación de aparatos viejos a crecido de manera  exponencial desde Marzo de 2020 en la ciudad de Valencia: «comparado con los años pre pandemia, estimamos que la demanda de nuestros servicios ha crecido cerca de un 90% en la  ciudad». Al igual que Servitec Valencia, son muchos los talleres y empresas de SAT de todas  partes de España que reportan este aumento en la demanda de sus servicios. La explicación  podría encontrarse en las restricciones a la movilidad a causa de la pandemia que dificulta la  visita a los centros comerciales o el impacto económico de la pandemia misma. 

Sea por la razón que sea, es posible que esta práctica que considerábamos olvidada haya regresado para quedarse con nosotros. No es un secreto para nadie que en la actualidad el  cuidado del medioambiente y la ecología son prioridad y, al menos en teoría, están por encima  de intereses económicos y comerciales.

CONSEJOS A LA HORA DE MANDAR A REPARAR

A la hora de mandar a reparar los electrodomésticos del hogar es útil tener en cuenta ciertos  aspectos: 

  • Asegúrate de que el técnico que realizará la reparación es conocedor de los aparatos de la marca específica de tu electrodoméstico: cada marca de electrodomésticos es distinta; no es lo  mismo reparar una lavadora Miele que reparar una lavadora Candy. Las Miele son por lo  general lavadoras más complejas y difíciles de reparar que requieren recambios originales del  fabricante mientras que las Candy suelen ser más sencillas y se pueden reparar con recambios  de marca blanca. 
  • El servicio técnico oficial no es siempre la mejor opción: por poner un ejemplo, en la ciudad de Valencia un SAT independiente puede prestar un servicio Fagor Valencia con la misma calidad  o mejor calidad que el servicio técnico oficial de electrodomésticos Fagor en la ciudad y acudir  a tu domicilio con mayor rapidez.  
  • Al contactar con un taller de asistencia técnica, asegúrate de preguntar tarifas de  desplazamiento, coste por hora de trabajo, coste por diagnóstico de avería y elaboración de  presupuesto, etc. Así no te llevaras sorpresas desagradables con empresas que te cobrarían de  más sin razón alguna por intervenciones sencillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: