¿Pueden aparecer los acúfenos por escuchar música a un volumen muy alto?

¿Pueden aparecer los acúfenos por escuchar música a un volumen muy alto?

El uso cada vez más acusado de auriculares, así como escuchar música a todo volumen, son algunas de las causas principales por lo que, cada vez con más frecuencia, las personas adultas presentan problemas auditivos.

En la actualidad, la tendencia habitual es el uso continuado de los auriculares para escuchar música, debido a que, hoy en día, se utilizan dispositivos como los teléfonos móviles, que cuentan con estos elementos para poder escuchar lo que se desee. Precisamente el uso de los auriculares ha hecho que, un mayor número de personas en España, presenten problemas de audición.

Dentro de los múltiples problemas auditivos que puede padecer una persona, los acúfenos son bastante habituales. Lo cierto es que cada vez se dan más entre los adultos, incrementándose a partir de los 45 años. En este sentido, para acabar con el problema de los acúfenos en Barcelona, en la Ciudad Condal se encuentra el centro de tratamiento Ototech. Clínica liderada por el doctor Gonzalo Martínez-Monche en donde se ha creado una nueva técnica para mejorar los acúfenos, se trata de la Terapia de Electroestimulación Coclear Transmastoidea.

¿Qué son los acúfenos?

Se trata de una alteración que se produce en el sistema nervioso y que provoca que la persona escuche sonidos, tanto en los oídos como en la cabeza, sin que haya un agente externo que los provoque, se puede decir que es un ruido que solo oye la persona que padece esta enfermedad. El resultado es un daño en el oído interno, pudiendo producirse en un solo oído o en los dos a la vez.

Este problema afecta en mayor medida a los hombres y, por norma general, en edad adulta a partir de los 40 años.

Acúfenos

¿Cuáles son sus causas?

Existen múltiples causas por las que una persona puede padecer acúfenos, tales como tener algún tipo de infección, padecer de problemas vasculares, consumir frecuentemente una gran cantidad de medicamentos o incluso los cambios hormonales.

Asimismo, los estudios han revelado que haber sufrido un infarto, una embolia, padecer otitis en muchas ocasiones o tener el síndrome de Ménière, también son otras causas que pueden desembocar en un problema como este.

El uso diario de auriculares, padecer de ansiedad, tener problemas de colesterol o exponerse a sonidos muy altos, son factores que igualmente influyen.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los principales síntomas de los acúfenos son la inestabilidad, pérdida auditiva, dolores de cabeza, agotamiento y fatiga o incluso tener dificultad para dormir, entre otros. En el caso de padecer estos síntomas, la mejor opción es someterse a un tratamiento de acúfenos, para acabar rápidamente con el problema.

¿Cómo es el tratamiento?

Como ya se ha comentado, la Terapia de Electroestimulación Coclear Transmastoidea del centro Ototech es una de las mejores de Barcelona. Gracias a esta nueva técnica, los pacientes han conseguido mejorar su percepción auditiva en más del 60% y, en algunos casos, se ha logrado eliminar por completo los acúfenos.

A través de estímulos eléctricos, los especialistas instalan electrodos en la zona mastoidea, para poder alcanzar los resultados de una manera rápida, sencilla y sobre todo, indolora, puesto que con este tratamiento los pacientes no sufren daño alguno.

En este sentido, también hay que decir que esta técnica sirve para tratar la hipoacusia en Barcelona, por lo que se considera uno de los tratamientos más completos que existen, frente a otros con peores resultados como la acupuntura, la hipnosis, los fármacos o las operaciones quirúrgicas.

¿Qué es la hipoacusia?

Es otro de los problemas auditivos más comunes pero, en este caso, el trastorno lo que hace es disminuir, de manera progresiva, la sensibilidad en el oído. Al igual que ocurre con los acúfenos, también puede darse en un solo oído o en los dos.

La hipoacusia provoca un gran deterioro a la hora de oír y es por ello que, en el momento que se noten sus síntomas, se recomienda acudir rápidamente a un especialista. Si bien es cierto, los síntomas pueden variar de una persona a otra y dependiendo del grado de hipoacusia que se tenga, los más habituales son no escuchar sonidos suaves, confundir palabras que son muy parecidas o también, solicitar a otro interlocutor que repita lo que está diciendo de manera frecuente.

En definitiva, la hipoacusia afecta notablemente al sistema comunicativo de las personas, haciendo que puedan padecer verdaderos problemas para poder comunicarse en su vida diaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: