Cómo la tecnología puede ayudarte con el control eyaculatorio

Cómo la tecnología puede ayudarte con el control eyaculatorio

La eyaculación precoz es una disfunción sexual consistente en que el hombre eyacula antes de lo deseado. Así, a pesar de que lo corriente es que la eyaculación se produzca entre cinco y quince minutos después de la penetración, a veces este tiempo es inferior. Si la eyaculación se produce antes de la penetración, mientras se produce o hasta dos minutos después, existe eyaculación precoz.

La eyaculación precoz puede ocurrir en cualquier edad, aunque suele ocurrir en la adolescencia. También son cada vez más los hombres que padecen eyaculación precoz por primera vez cumplidos los cuarenta. A pesar de que algunos estudios cifran en más de un 30 por ciento los hombres que la padecen a día de hoy, mientras que casi el 80 por ciento la ha padecido o lo sufrirá en algún momento de su vida, hay especialistas que alertan de que actualmente los problemas de control eyaculatorio están infra diagnosticados en la atención primaria.

Afortunadamente, hace tiempo que las causas y el tratamiento para la eyaculación precoz son conocidas. Aunque en ocasiones puede tener origen en un problema orgánico o fisiológico, generalmente la causa es psicológica. Los expertos cifran en el 90% los problemas de eyaculación precoz de origen psicológico.

Un tratamiento novedoso

También se están produciendo grandes avances en su tratamiento. Hasta ahora, los más utilizados son los farmacológicos, principalmente anestésicos tópicos e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. A ello se suman tradicionalmente los tratamientos psicológicos. El problema de estos tratamientos tradicionales es que las tasas de abandono son muy altas.

Control eyaculatorio

En los últimos tiempos se está demostrando la eficacia de la tecnología. Así, un ensayo clínico aleatorizado de la Universidad Miguel Hernández de Elche y el Instituto Sexológico de Murcia, publicado en The Jorunal of Sexual Medicine, contrastó la eficacia de un tratamiento no farmacológico contra la eyaculación precoz. 49 pacientes que se dividieron en grupos de control e intervención. El segundo utilizó una metodología basada en ejercicios en combinación con un dispositivo de ayuda a la masturbación. A partir de la cuarta semana de tratamiento, este grupo registró mejoras significativas en los tiempos de latencia eyaculatoria, que aumentaron aún más al final del tratamiento de siete semanas.

Este método empleado por el segundo grupo, se trata de una metodología gamificada en una app, para que su seguimiento y realización sea más sencillo. Además, se dispone de un dispositivo de ayuda para seguir el programa de ejercicios, este dispositivo se trata de un aparato anatómicamente realista, con idénticas presión y temperatura a la natural.

Ese dispositivo de ayuda a la metodología, llamado Myhixel I, parece ser eficaz para ayudar al control de la eyaculación de forma totalmente natural. Permitiría alargar la duración de las relaciones sexuales hasta siete veces más. Además, tiene otra ventaja, a diferencia de los farmacológicos o psicológicos, que pueden tener algún efecto secundario o generar vergüenza en el paciente, este es un tratamiento natural y divertido, que solo tiene un efecto secundario: aumentar el placer. Además, este tratamiento es más favorecedor para la autoestima del hombre, que ya no tendrá que atribuir a una sustancia el éxito en la superación de la disfunción.

Son buenas noticias para los hombres que sufren esta disfunción y, en general, para todos los hombres. Por primera vez hay pruebas que demuestran que la eyaculación precoz se puede superar sin recurrir a fármacos y tratamientos psicológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: