Cómo aprovechar al máximo un balcón o pequeño jardín

Cómo aprovechar al máximo un balcón o pequeño jardín

Un pequeño espacio abierto en casa es suficiente para poder disfrutar un espacio al aire libre que sea nuestro escondite. En un balcón o pequeña terraza podemos organizarnos para crear un ambiente donde relajarnos. Lo importante es administrar bien el espacio y, sobre todo, pensar para qué queremos utilizar ese espacio.

¿Qué quiere decir esto?

Esto quiere decir que tengamos en cuenta que va a ser un espacio que vamos a utilizar nosotros. Tiene que quedar curioso, cuidado, pero sobre todo tiene que ser funcional para nuestro uso y disfrute. El adjetivo “funcional” se está poniendo muy de moda entre los diseñadores de inmuebles. Y es que una casa debe ser para sus habitantes, no para una foto de revista.

Traemos unas pequeñas ideas que quizá te sean de utilidad.

Un alto en el camino

Podemos tener un pequeño espacio acogedor sin necesidad de tener un gran jardín. Sin embargo, sí podemos utilizar mobiliario de jardín para crear este espacio, como un banco de jardín. De esta forma, podemos tener un bonito rincón donde leer o tomar un zumo cómodamente. Incluso, podemos adecentarlo con una tumbona plegable. La ventaja es que al plegar esta tumbona podemos tener un espacio libre para otra actividad.

Convertir nuestro pequeño balcón en un lugar de descanso y desconexión es una buena opción. Recordemos que el lugar tiene que estar cuidado y ordenado para que nuestro cuerpo tenga esa sensación de descanso. Podemos añadir una mesita donde acomodar nuestros enseres y hacer de ese pequeño rincón un lugar donde refugiarnos.

Un florero de jardín

Podemos crear un bonito jardín con poco espacio. Por ejemplo, con una estantería de madera, o unos estantes, podemos crear un jardín en vertical. En cada estante, podemos poner una, dos o tres plantas, y crear un bonito rincón lleno de vida. Es importante tener en cuenta las condiciones de ese rincón en el exterior, es decir, si el sol es directo, si es en sombra, las temperaturas extremas que puede haber.

Con este tipo de características de nuestro pequeño espacio, podemos acercarnos a un vivero y hablar con la persona que nos atienda. Ella nos recomendará las plantas más adecuadas y los cuidados que requiere. Sea como sea, no hace falta ser un experto en plantas ni un reputado jardinero. Solo hay que buscar las plantas que se adapten a nuestras opciones.

Un gym en una caja de zapatos

Podemos tomar otra opción si lo que nos gusta es el deporte, y es meter una máquina o prepararlo para poder realizar ejercicios en una esterilla. Puede que no nos quepa más que una bicicleta estática, pero que ese sea un buen uso y que le saquemos mucho provecho. Eso sí, tendremos que asegurarnos bien de cubrirla para protegerla de las inclemencias del tiempo.

Sea como sea, podemos crear un pequeño espacio donde hacer nuestro ejercicio diario al aire libre. Solo tendremos que adaptar nuestro tipo de ejercicio al espacio que tengamos. Para correr y otro tipo de ejercicios, podemos acudir a los parques públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: