Cómo renovar la casa con poco presupuesto

Cómo renovar la casa con poco presupuesto

Renovar la casa con poco presupuesto puede sonar a un verdadero reto, sin embargo, hay miles de ideas con las que causar un importante impacto con la mínima inversión. Más que grandes reformas, lo que cuenta son pequeños cambios, ya sea en el mobiliario, la decoración, el jardín o los suelos. Además de tener buenas ideas, otro punto a tener en cuenta es aprovechar las ofertas y promociones puntuales de las webs y tiendas de muebles y decoración. Consultar, por ejemplo, un catálogo de muebles de baño puede ser un buen comienzo para darle un aire nuevo a tu hogar.

Si lo que quieres cambiar el jardín o la terraza, puedes empezar por escoger entre diferentes modelos y precios de carpas de jardín para seguir luego con otros elementos como tumbonas, suelos, césped artificial, tejidos de exterior y por supuesto plantas. Las plantas siempre son un must en la decoración del hogar.

Ideas rápidas sin obras ni reformas

Renovar la casa es posible sin necesidad de llevar a cabo costosas obras o reformas. Por ejemplo, con solo centrarse en las puertas para casa se puede dar un aire totalmente nuevo a todo el hogar o a una estancia determinada. De una puerta acristalada a una corredera o viceversa, las opciones son muy variadas y a buen precio. Desde el comedor hasta el dormitorio, pasando por todas y cada una de las estancias de la casa, hay un sinfín de ideas con las que renovar la casa con poco presupuesto. A continuación, se detallan una serie de sugerencias con las que conseguir un efecto de cambio de imagen de manera inmediata y económica:

  • Renovar el dormitorio con un cabecero nuevo. No es necesario cambiar todos los muebles o pintar al completo la habitación. Simplemente con colocar un panel entramado de madera en la parte superior de la cama para dar volumen a la pared, se estará consiguiendo un efecto muy impactante con poca inversión y el mínimo tiempo.
  • Soluciones económicas de carpintería. Reutilizar es la clave para ahorrar, pero no solo para no gastar dinero, sino también para llevar una vida más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Así, si se tiene por ejemplo una puerta antigua de una galería, esta se puede convertir en una puerta corredera al suspenderla sobre un carril, algo muy decorativo y práctico para los salones.
  • Cocina nueva con ideas frescas. Retapizar los taburetes o sillas de la cocina pueden marcar un antes y un después en el estilo de la misma por poco dinero. Otra idea sería colocar un vinilo o un papel pintado en una de las paredes de la cocina, no solo le aportará personalidad y originalidad, sino que además transformará el espacio por completo.
  • Piezas auxiliares y objetos de decoración. Los objetos de decoración originales y los muebles pequeños como jarrones con flores, macetas con plantas de interior, velas aromáticas, libros, mesas auxiliares, etc., sirven para crear nuevos espacios dentro del hogar. Otra buena idea sería comprar estufas de leña con el objetivo de crear estancias más acogedoras y cálidas.
  • Actualizar las puertas de los armarios. Las puertas estropeadas o que ya han quedado anticuadas se pueden empapelar, pintar o también dibujar, para quienes tengan dones artísticos. Cambiar los tiradores es otra buena idea para completar el cambio. Otra opción es colocar en la parte central de las mismas un cristal de color, un espejo, una tela o un dibujo.
  • Volver a tapizar el sofá. El sofá es una pieza clave y principal de la casa, al igual que el salón, que es donde se recibe a los invitados, pero también donde se pasa más tiempo dedicado al ocio y la relajación. Si se quiere renovar esta parte de la casa con poco presupuesto, con tan solo retapizar el sofá será suficiente para generar el cambio deseado. Una funda también cumplirá la misma misión.
  • Incorporar alfombras. Colocar alfombras en la casa es una forma de darle un aire nuevo y personal. Hay un sinfín de materiales y colores para elegir. Se pueden colocar en el recibidor, en el salón, en el dormitorio, prácticamente en cualquier lugar del hogar. La forma, la medida, el diseño y la combinación de colores dará un toque especial al lugar donde se añada.
  • Mezclar sillas de diferentes estilos. Aunque pudiera parecer que esta moda ya está algo desfasada, todavía se puede seguir utilizando de manera inteligente. Combinar unas sillas clásicas con otras de ratán puede ser todo un acierto para la mesa del salón. No hay que abusar de la mezcla de colores, pero sí se pueden combinar estilos y materiales.
  • Las plantas como protagonistas. Elegir las plantas de interior adecuadas a cada espacio no solo aportan profundidad y relajación, sino también armonía y frescura. El salón requiere de plantas de gran tamaño, pero también de una selección de macetas colocadas estratégicamente por diferentes lugares de la estancia. El baño, la cocina, el estudio, el recibidor, que no quede un rincón sin plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: