Cómo visitar el Vaticano

Cómo visitar el Vaticano

El Vaticano es considerado el país más pequeño del mundo. En realidad, es una pequeña ciudad-estado dentro de Roma, la capital de Italia. Funciona como sede de la Iglesia Católica Romana y durante siglos ha sido un lugar de peregrinación para los fieles de esta institución, pero también mantiene resguardado un auténtico tesoro artístico que atrae a los amantes del arte.

¿Cómo visitar el Vaticano? Consejos y recomendaciones generales

La forma más eficiente de evitar colas kilométricas para descubrir las magníficas obras conservadas en el interior de esta ciudad-estado es contratando una visita guiada. Así, podrás dejar de preocuparte por el tiempo necesario para realizar todas las actividades, ya que el guía tendrá todo el recorrido planificado en detalle para que disfrutes de una experiencia libre de contratiempos.

Al contratar una visita guiada tampoco tendrás que preocuparte por la organización previa del recorrido, solo tendrás que asistir puntualmente al punto de encuentro convenido con la agencia a cargo del tour. Estos puntos suelen ser lugares públicos bastante fáciles de localizar, por lo que no tendrás mayor dificultad para divisar el grupo y comenzar tu aventura recorriendo el Vaticano.

Consejos para visitar el Vaticano

Tendrás que tener en cuenta algunos detalles para disfrutar de los recorridos sin inconvenientes, entre ellos:

  1. Cuidar la vestimenta. Ten en cuenta que, siendo fundamentalmente un lugar de culto religioso, tendrás que respetar un código de vestimenta. Por ejemplo, las mujeres no pueden mostrar escote ni exponer los hombros, tampoco las rodillas. En general, se debería utilizar ropa ligera y fresca, pero que no contravenga las reglas.
  2. Llevar una mochila pequeña, solo con artículos indispensables. Es necesario atravesar un control de seguridad, por lo que será más sencillo no llevar demasiadas cosas en la mochila y así evitar retrasos. Es posible acceder con cámaras fotográficas, pero dentro de la mayoría de los recintos está prohibido el uso de flash.
  3. Realiza tu reserva online. Aunque entendemos que algunas personas prefieren viajar con libertad, sin atarse a los itinerarios de los tours guiados, la realidad es que en este caso es mejor decantarse por dichos tours para aprovechar mejor el tiempo. Es posible contratarlos online, al igual que las entradas si decides viajar por cuenta propia.
  4. Comer fuera de la zona. A menos que tu guía conozca un punto donde comer alejado de las multitudes, la mejor opción es alejarse de la Plaza San Pedro y buscar restaurantes con mejores precios y donde sea más sencillo recibir atención.

¿Qué ver y hacer en el Vaticano?

Hay mucho que ver y, normalmente, poco tiempo para completar todo el recorrido. Tomando en cuenta esto, es posible que tengas que elaborar tu propia lista de lugares imprescindibles que visitar para optimizar tu visita. Para ayudarte en la tarea, estas son nuestras recomendaciones para ver y hacer en el país más pequeño del planeta.

Plaza de San Pedro

Sin duda, se trata de la atracción principal. Es una plaza elíptica rodeada de 140 estatuas y 284 columnas, todas realizadas por Bernini, con un enorme obelisco al centro. En un extremo de la Plaza de San Pedro encontraremos la Basílica de San Pedro.

Basílica de San Pedro

La basílica fue construida por Miguel Ángel y es el templo católico más grande del mundo. No se encuentra permitido construir ningún otro templo que supere en dimensiones al este. En el interior de la basílica encontramos obras como ‘La Piedad’ de Miguel Ángel y ‘Baldaquino’ de Bernini.

Jardines Vaticanos

Los Jardines Vaticanos son parques de 23 hectáreas de extensión y en su territorio se ubican diferentes fortificaciones medievales y otros monumentos que datan del siglo IX. Estos jardines fueron creados durante las épocas del Renacimiento y el Barroco.

Museos Vaticanos

En el Vaticano existe una cantidad enorme de museos que albergan miles de obras de arte, por lo que un solo día no te alcanzará para visitarlos todos. Añade a tu lista de prioridades la visita al Museo Pío Cristiano, Museo Pío Clementino, Museo Histórico, Museo Egipcio y, por supuesto, la Capilla Sixtina.

Capilla Sixtina

De todos los puntos, este es el más importante en la lista de pendientes. La Capilla Sixtina es un templo cubierto por frescos en las paredes y techo, los cuales representan historias como el Génesis y la Creación de Adán.

Las Tumbas de los Papas y la Necrópolis Vaticana

La Necrópolis Vaticana data de la época imperial y se encuentra en el subsuelo de la Basílica de San Pedro. Además de la necrópolis, es conveniente completar la visita con la Tumba de los Papas, donde encontrarás alrededor de 100 sarcófagos con algunos de los papas difuntos, incluido Juan Pablo II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: