La contaminación del agua: desafío para la salud del siglo XXI

La contaminación del agua: desafío para la salud del siglo XXI

El agua es imprescindible para la vida de los seres humanos. Afortunadamente contamos con agua corriente en nuestras casas para poder abastecernos. No obstante, el aumento de la contaminación de ríos y océanos con micropartículas hace que cada vez sea más difícil obtener agua de calidad. Este es, sin lugar a dudas, uno de los desafíos para la salud del siglo XXI; y es que el agua contaminada, a largo plazo, puede influir negativamente en nuestra salud. No obstante, hay alternativas para poder aprovechar este recurso aumentando su calidad, como un buen sistema de filtración de agua.

Un recurso necesario para el hombre

Comer es imprescindible para mantenernos con vida, pero beber agua también. Es más, el agua es de suma importancia; y es que no podemos olvidarnos que el porcentaje en nuestro cuerpo es de hasta dos terceras partes. Está presente en nuestros tejidos y en nuestros órganos vitales, siendo imprescindible para realizar los procesos corporales vitales. Lo cierto es que sin beber agua no sobrevivíamos más de tres o cuatro días.

Contaminación del agua en la actualidad

Teniendo en cuenta la importancia del agua para el ser humano, no es de extrañar que contar con agua corriente en nuestros hogares sea uno de los mayores avances de nuestra sociedad. No obstante, en la actualidad nos encontramos con un problema, que la pureza del agua de la mayoría de ciudades del mundo no cuenta con la pureza recomendable.

Un estudio realizado por Orb Media, encontró que el 94% del agua del grifo en EEUU y el 72% en Europa contenían microplásticos. No son las únicas micropartículas que pueden preocuparnos, pero sí es reseñable.

Podríamos pensar que el agua embotellada es una alternativa, pero lo cierto es que hay varios estudios que aseguran que el 93% del agua embotellada en todo el mundo está contaminada con microplásticos. Es más, un estudio reciente asegura que la mayoría de heces humanas contienen estas y otras micropartículas que podrían ser, a largo plazo, nocivas para el ser humano. ¿Cómo enfrentarnos a este problema? ¿Cómo obtener un agua de mayor calidad en nuestras viviendas? Con un buen sistema de filtración del agua.

Beneficios de un sistema de filtración de agua

Estos sistemas de filtración que se instalan fácilmente en nuestras viviendas tienen muchísimos beneficios. Para empezar, reducen el riesgo de enfermedades y elimina las partículas indeseadas del agua corriente. Eliminamos bacterias y reducimos, así, el riesgo de sufrir alteraciones y problemas gastrointestinales. Además, también se eliminan compuestos como el fluoruro, que se un agente que puede estar relacionado con el desarrollo de cáncer de vejiga, entre otros.

Con estos sistemas de filtración también eliminamos los metales pesados, así como los pesticidas, algo que es común encontrar en las aguas subterráneas.

Obtenemos un mejor sabor del agua; y es que aunque no lo creamos, todas las micropartículas y sustancias que se encuentran en el agua corriente pueden alterar su sabor.

Por último, un sistema de filtrado nos ahorra espacio en casa si estamos acostumbrados a comprar agua embotellada. Además, también supone un ahorro de dinero mensual, teniendo en cuenta que se deberían consumir cerca de dos litros de agua diarios por persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: