Flores para el día de la madre, el regalo perfecto

Flores para el día de la madre, el regalo perfecto

En nuestro país es tradición regalar flores en el día de la madre, celebrado el primer domingo de mayo. Para muchas personas es la ocasión perfecta para demostrar el amor incondicional que tienes por ella y que la aprecias, aunque no suelas decírselo a menudo. Todas las madres se sienten halagadas y estarán deseando sentirse el centro de atención, así como recibir estos detalles de sus hijos.

Un ramo de flores se convierte en el mejor regalo, donde transmitir todo tipo de sentimientos sin tener que decir ninguna palabra. No se trata del simple gesto en sí, sino que es un detalle natural, bonito y con una fragancia agradable.

¿De dónde viene esta tradición?

Para conocer sus orígenes tenemos que remontarnos a la cultura egipcia. Según su mitología, Isis era la madre de todos los dioses, motivo por el que su imagen era la de la maternidad y el nacimiento. Era normal ver a todo tipo de personas honrarla con varios tipos de regalos. No fue hasta el siglo XVII que empezaron a utilizarse las flores a modo de agradecimiento y respeto por haberles dado un hijo sano.

Esta tradición sería trasladada posteriormente al nuevo mundo con los colonizadores. Aunque allí se celebrara el 8 de diciembre, por cuestiones cristianas se instauró el primer domingo de mayo, que es también cuando emergen las primeras flores.

De este modo nació el día de la madre y se continúa con la tradición de regalarles las flores más bellas, como símbolo de respeto y amor eterno e incondicional.

Regalar flores el día de la madre

¿Qué flores regalar en el día de la madre?

Con la evolución de las tecnologías ya no hay que preocuparse por no tener tiempo físico para acudir a una tienda a comprar un regalo para este día. Muchas empresas envían flores a domicilio para solventar estos problemas y que ninguna madre se quede sin su regalo.

El problema principal llega cuando te preguntas qué tipo de flor es la más apropiada para tu madre. Partiendo de la base de que conoces a tu madre y sabes qué tipo de aromas le gustan, con solo dedicar unos pocos minutos a pensar en lo que sientes por ella, podrás transmitírselo de la mejor forma posible.

De la única forma que podemos aconsejarte es que, si crees que va a recibir más de un ramo de flores, utilices tu intuición para añadir algún complemento que la sorprenda, como una caja de bombones o un osito de peluche.

Sea como sea, el simple hecho de tener un detalle con ella y que sepa que te has acordado de su día será más que suficiente para hacer que se emocione y que recuerde todo lo que te quiere. Ya sea un ramo de rosas, claveles o margaritas, podrás estar seguro de que cada vez que las mire se acordará de ti.

El día de la madre es el mejor momento para reconciliarte con ella y demostrarle que a pesar de los malos momentos, lo buenos siempre prevalecerán. Un ramo de flores es la mejor forma de decirle “te quiero” sin utilizar ninguna palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: