Gastronomía rumana: ¿cuáles son los platos típicos rumanos?

Gastronomía rumana: ¿cuáles son los platos típicos rumanos?

Conocido por ser una nación de en donde existe una mixtura de diversas culturas, Rumania se ha convertido en los últimos años en el destino turísticos de muchos amantes de los viajes. Está ubicada en la costa del mar Negro, y la influencia de naciones y pueblos pasados, le ha otorgado una riqueza en cuanto al gentilicio.

Rumania es de los países más representativos de Europa, principalmente por su tamaño. Pero además, uno de sus atributos destacables ha sido su gastronomía. En Rumania es posible encontrar manjares exquisitos que todos los que la visitan necesitan probar. Son platos típicos, llenos de la riqueza de la nación. Ahora mismo explicaremos los más conocidos.

Las ciorbas

También llamadas como «sopas agrias», es uno de los platos emblemáticos de la gastronomía rumana. Existen diversos tipos de ciorbas, debido a que los ingredientes pueden variar. Una de las más conocidas es la ciorba de legume. Esta consta de una gran cantidad de verduras y vegetales. También está la ciorba de burta, la cual incluye verduras, albóndigas de carne ternera y tripas del mismo animal, limón, entre otros.

La ciorba de perisoare también es deliciosa y, a diferencia de la de burta, no incluye las tripas de ternera, sino solamente unas albóndigas hechas de su carne. Es una de las más ofrecidas a los turistas.

El sarmale

Otro plato completamente típico y muy conocido de la cocina rumana. Son rollos muy pequeños cuya cubierta se hace con hojas de repollo. En el interior se agrega carne, la cual puede ser de pollo o ternera, y a la que se añade una salsa especial, cebolla y verduras. Este preparado suele hervirse o llevarse al horno. Es una comida típica que se comparte durante las festividades. Además, sirve de acompañante para otros platos.

Tocanitas

Es una especie de estofado en el cual se incluye diversos tipos de carne, además de una serie de verduras. El secreto de este plato es mezclar las carnes y lograr una salsa espesa, con un sabor muy bueno y que satisfaga a los comensales. En muchos casos se complementa con patas de ternera.

Cozonac

Se trata de un bizcocho con muchísimos nutrientes, de naturaleza seca que parece sacado de la cocina mediterránea. Es muy parecido al panettone. El cozonac se prepara con huevos, harina, mantequilla, azúcar y leche. Es una mezcla que debe realizarse y que puede rellenarse con chocolate o pasas y, en su parte externa, colocarse como adornos algunas nueces. Se utiliza para compartir en las festividades con los seres queridos.

Mămăligă

Es también una especie de pan que sirve de acompañante en muchas comidas. Por lo general va en el mismo plato en el que se incluye el sarmale. Está hecho a base de harina de maíz amarillo o sémola. Al momento de consumirlo siempre se colocan aderezos, que pueden incluir distintos tipos de queso o salsas, ya que el Mămăligă puede resultar desabrido por sí solo.

No obstante, durante muchos años fue uno de los panes esenciales de la cocina rumana. Mantiene una estrecha relación con la polenta que se prepara en Italia.

Papanaşi

Otro postre típico en la gastronomía de Rumania. Es común que sea la primera opción que ofrecen los restaurantes en el país, ya que su preparación es sencilla y forma parte de la tradición propia. Se trata de una especie de bizcocho el cual viene relleno con queso dulce, por lo general hecho con leche de cabra. En la parte de afuera es adornado con mermeladas, azúcar o melaza, para darle un toque exquisito.

Tiene forma de una rosquilla y cuando lo preparan suelen colocarle encima un pedazo parecido a una bolita hecha del mismo postre. Vale la pena probarlo y es muy delicioso para compartir en familia.

Mici

El gusto por la carne en los rumanos abarca muchos de sus platos. En el caso de los Mici se mantiene. Este preparado se basa en pequeños rollitos hechos de varios tipos carne, los cuales se condimentan lo suficiente y luego se llevan a la brasa. Son comunes en reuniones familiares, sobre todo en las zonas rurales o campestres. Puede comerse solos o acompañarse con papas, arroz o pan.

Bebidas típicas

Rumania también tiene una tradición vinícola. Si bien no es muy amplia, sí aporta muy buenos vinos que vale la pena probar. Además, tienen cervezas nacionales de buen sabor, como el caso de Timisoreana. Algo típico para el consumo de sus habitantes es la tuica, la cual toman durante las temporadas frías ya que es una especie de aguardiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.