Habitación para el bebé: ¿qué debe tener?

Habitación para el bebé: ¿qué debe tener?

Confirmado, vais a tener un hijo. Después de las primeras emociones, los análisis y la larga espera hasta conocer el sexo del peque, llega el momento de pasar a la acción: ¡en algún sitio tendrá que dormir! ¿Qué debéis tener en la habitación del recién nacido?

1. Cuna

La cuna es el lugar donde el niño dormirá, en teoría. Aunque cruzamos los dedos por que esto ocurra en la práctica, muchos niños son incapaces de dormir lejos de sus padres. Eso no significa que no merezca la pena intentarlo, así que en la habitación de cualquier bebé tiene que haber una cuna (la mayoría de modelos son de 120×60 cm, pero también los hay de dimensiones distintas) y un colchoncito cómodo.

2. Ropa de cama

La cuna y el colchón no son todo lo que necesita el recién nacido para dormir. Además de su camita, necesitará una ropa de cama transpirable y agradable al tacto. Recuerda que los más peques no duermen sobre almohadas. En su lugar, compra una colcha pequeñita de buena calidad. Algunos peques también tienen la necesidad de estar bien envueltos. En ese caso, los saquitos y las mantas pueden ser una solución fantástica, ya que aumentarán bastante las probabilidades de que el peque se duerma en su propia cuna.

3. Cómoda/armario

Cuando miras a la ropa de bebé, seguro que piensas que no ocupa nada de sitio, ¿a que sí? Si te planteas guardar la ropa infantil en algún cajón de tu armario, vete olvidándote. Aunque la jugada te pueda salir bien las primeras semanas, te aseguramos que en poco tiempo el peque se adueñará de todo tu armario. Entre los regalos de la familia y las crecientes necesidades del bebé, acabarás teniendo un montón de ropa que ocupa bastante más de lo que piensas. Por consiguiente, lo más recomendable es invertir desde el principio en un armario o una cómoda que encaje con el estilo de la habitación y tenga espacio para todos los cachivaches. El armario puede salir por un pico. Si no estáis preparados para este gasto, seguro que los créditos rápidos os serán de utilidad.

4. Cambiador

Vas a quedar flipando con la cantidad de pañales que gastará el niño. De todas formas, queremos consolarte: a medida que el niño crezca, cambiarás menos pañales al día. Sin embargo, lo que seguro que va a aumentar es la movilidad del peque. Por lo tanto, la habitación del niño necesita sin duda alguna un cambiador cómodo. Colócalo a una altura que le resulte cómoda al niño, y a ti para cambiar los pañales. También puedes invertir en una cómoda con cambiador integrado.

5. Silla cómoda para vosotros

Independientemente de cómo alimentéis al bebé, lo que es seguro es que mamá y papá debéis tener un lugar cómodo para sentaros y darle de comer. Alimentar al niño por la noche perturba el sueño, así que por lo menos cuidad de vuestra comodidad física mientras le dais el biberón o el pecho por la noche.

Como veis, la lista de la compra no es excesivamente larga, pero para comprar unos productos de buena calidad, hay que disponer de fondos suficientes. Si en la actualidad no contáis con la suma de dinero necesaria, los créditos rápidos pueden sacaros de un apuro, sobre todo si el niño está a punto de nacer y ya sabéis que no os dará tiempo a ahorrar lo suficiente. ¡Este apoyo financiero os permitirá darle una bienvenida de lujo al niño!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: