¿Qué diferencia hay entre un balcón y una terraza?

¿Qué diferencia hay entre un balcón y una terraza?

Un balcón y una terraza son elementos de una vivienda o piso que permiten conectar el ambiente exterior con el interior. Ambos sirven para realizar muchas actividades, todas al aire libre, permitiendo así tener más contacto con lo que ocurre afuera, dejando entrar el aire, los sonidos y la luz.

Esta función compartida es lo que ha hecho que muchas personas confundan a ambas estructuras. En diversos sitios de ventas de inmuebles, los propietarios realizan la descripción de sus pisos o casas, y colocan que poseen una amplia terraza, cuando en realidad se refieren a un balcón.

Lo mismo sucede en el caso contrario. Los vendedores, esperando sonar más sofisticados, señalan que una vivienda tiene acceso a un balcón compartido, cuando en realidad se trata de una terraza.

Hoy hemos decidido mostrar las diferencias entre cada estructura, así como sus usos más comunes.

¿Qué es un balcón?

Un balcón es una estructura que se ubica hacia un costado de la casa, como una ventana, pero que llega hasta el suelo. Esta se prolonga hacia afuera, valiéndose de una baranda para que los inquilinos puedan protegerse o sujetarse. Su espacio suele ser un poco reducido, permitiendo que entren una o dos personas.

Un elemento básico de los balcones es que siempre están unidos a la casa. No existe forma de que acceder a ellos de otra manera que no sea por la misma habitación a la cual se fijaron.

Este tipo de estructuras suelen encontrarse principalmente en pisos. Son espacios destinados a colocar plantas, aires acondicionados, tender ropa o, si el dueño lo prefiere, servir de descanso, ya que ofrecen un punto de vista agradable hacia el exterior. A los balcones se les pueden fijar estructuras de vidrio o toldos para protegerse del sol y el viento.

¿Qué es una terraza?

Las terrazas son construcciones mucho más grandes y abiertas. Suelen tener barandillas como los balcones, pero sus dimensiones son mayores. Estas estructuras no necesariamente se colocan hacia un lado de la casa. En algunos casos pueden fijarse en el techo. Su característica principal es que siempre está al aire libre. Además, para acceder a ellas se puede realizar por una escalera aparte e independiente.

Gracias a su gran tamaño, las terrazas tienen fines mucho más recreativos que los balcones. En la actualidad, los propietarios las utilizan para construir bares, instalar jacuzzis, colocar restaurantes o diseñar un jardín propio en el que se expongan diversas plantas de numerosos tamaños.

En el caso de su cubierta, las terrazas admiten la fijación de toldos o estructuras propias que permitan proteger a los inquilinos del sol o la lluvia. Sin embargo, es mucho más común que estas estén al aire libre, dando así una sensación de mayor libertad y contacto con el exterior.

Cuando un dueño de una terraza decide crear una estructura para cubrirla, es obligatorio que acuda al Ayuntamiento. Esto es necesario, ya que, por lo general, las terrazas suelen ser compartidas en los edificios. Si se trata de una casa igualmente es importante cerciorarse, ya que puede afectar a los vecinos.

Importancia de ambas estructuras

Tanto balcones como terrazas son una gran ayuda para embellecer a una vivienda y hacerla más personal. Este tipo de estructuras le agregan un mayor valor al momento de venderlas, debido a que aumentan su tamaño y, además, son más requeridas por los compradores.

En el caso de los balcones, si bien su tamaño es mucho menor, es posible colocar uno o dos muebles cerca y utilizarlo como una entrada de luz en la cual se pueda descansar, leer o tener acceso hacia las calles de la zona en la que se viva.

Por su parte, las terrazas constituyen una grandísima ayuda si lo que se desea es seguir expandiéndose. La posibilidad de crear un negocio a partir de ella, como un bar o club, le permite aumentar su costo. Lo indispensable en estos casos es estar seguros de que su uso no es compartido.

Si bien a las terrazas se accede por escaleras particulares, también es común se haga por varias habitaciones. Y, si estas están ubicadas en la parte alta de un departamento, entonces es importante saber que no pertenecerá a un solo propietario.

Finalmente, al tener pleno conocimiento de lo que significa cada una de estas construcciones se podrá saber qué comprar. Ambas opciones son magníficas, y si bien ofrecen beneficios similares, sus funciones pueden variar dependiendo de cada una, además de las características que posean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.