Quemadores de grasas: ¿Cuál es el mejor quemador de grasa para mí?

Quemadores de grasas: ¿Cuál es el mejor quemador de grasa para mí?

Con el surgimiento del mundo fitness y la búsqueda de alternativas para mantenerse en forma, se han creado nuevos métodos de eliminar grasa y bajar de peso. Actualmente, dentro de los mejores avances para lograr ambos fines están, sin duda, los quemadores de grasa.

Como está reseñado en su nombre, los quemadores de grasa son sustancias encargadas de ayudar a eliminar el exceso de este compuesto en el organismo. En sus diferentes presentaciones, cada uno transforma o elimina la grasa para así obtener el cuerpo deseado.

La clave para su funcionamiento es mejorar el metabolismo, permitiendo que sea el mismo organismo quien se encargue de eliminar la grasa. Sin embargo, para que estas sustancias logren su cometido, es necesario acompañarlas con un estilo de vida saludable que incluya ejercicio y buena alimentación.

Un aspecto que vale la pena destacar es que existen varios tipos de quemadores de grasa. Para encontrar el que se adapte a lo que necesitas, debes conocerlos uno por uno.

Tipos de quemadores de grasa

Más allá de las diferentes marcas y modelos de quemadores de grasa, es posible establecer una clasificación según lo que hacen en el organismo:

Termogénicos

Es un quemador de grasa enfocado básicamente en reducir las calorías por medio del calor. Se encarga de transformarlas en energía que serán quemadas gracias a la aceleración del metabolismo.

Los ingredientes que poseen ayudan a aumentar el calor corporal. Esto no solo quema la grasa, sino que poco a poco va acabando con el tejido adiposo, esos rollos o cauchos que suelen formarse en el estómago y los costados.

Dentro de sus principales compuestos se halla la cafeína, L-carnitina y el té verde. En algunos casos tienen funciones accesorias, como la reducción de apetito e incluso sirven como diuréticos.

Ácido Linoleico Conjugado (CLA)

Es un tipo de quemador de grasa cuyo principal componente es el Ácido Linoleico Conjugado. Este tipo de sustancia es utilizada para perder peso debido a que acaba con los depósitos de grasa.

Tipos de quemadores de grasa

La eliminación de las calorías se traduce como un aumento de la masa muscular. Este tipo de ácido es natural. Se encuentra en diversos alimentos, como la leche o el aceite de soja.

Al ayudar que la energía se consuma con mayor rapidez, es un gran aliado para perder peso en poco tiempo.

L-carnitina

En sí misma, la L-carnitina es un quemador de grasa que tiene doble función: eliminar las calorías que sobran en el organismo y lograr que los músculos se tonifiquen.

Es efectiva para aumentar la resistencia en contra del cansancio durante los periodos de ejercitación. Su función consiste en tomar la grasa y acelerar el proceso metabólico para transformarla en energía.

Bloqueadores de grasa

Están encargados de evitar que la grasa sea asimilada por el organismo cuando es consumida durante las comidas. Este tipo de quemador toma la grasa entrante y la lleva directamente hacia los músculos, evitando la acumulación de tejido adiposo.

Son ideales para acompañar en periodos en los que no es posible evitar el consumo de grasa.

Lipotrópicos

Son sustancias libres de estimulantes. Esto quiere decir que, pese a que pueda ser consumida, la grasa es liberada con mayor rapidez debido a que el organismo no logra procesarla.

Bloqueadores de grasa

Sin importar si se es sensible a los estimulantes, este quemador no almacenará las grasas sino que las eliminará.

Diuréticos

Es el último tipo de quemador de grasa. Como lo indica su nombre, su función el eliminar el exceso de líquido que puede alojarse en el organismo.

Por lo general, se encarga de reducir el nivel de agua subcutánea, pero además elimina con ella el sodio y otros componentes que pueden almacenarse en el cuerpo de manera indeseada. Este tipo de quemador de grasa son recomendado para los deportistas.

¿Cuál es el mejor para mí?

La elección del mejor quemador de grasa dependerá de una combinación entre las necesidades de la persona y los beneficios propios de cada tipo de suplemento.

Hay varios factores que se toman en cuenta. Por ejemplo, la cantidad de grasa a quemar, si se desea que esta se elimine en poco o mucho tiempo, si existen condiciones médicas que puedan alterarse con su consumo o incluso el tipo de entrenamiento físico al que se está sometido.

Lo ideal es preguntar a un nutricionista para informarse. Luego será momento de elegir al mejor quemador de grasa que se adecúe a los requerimientos personales. Por supuesto, siempre que se acompañe con una excelente rutina de ejercicios y una dieta balanceada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: