Tipos de cuerpo: ectomorfo, endomorfo y mesomorfo. ¿Sabes cuál es el tuyo?

Tipos de cuerpo: ectomorfo, endomorfo y mesomorfo. ¿Sabes cuál es el tuyo?

Seguramente conoces a alguien que tiene un tipo de cuerpo privilegiado: es capaz de comer lo que desea y, con tan solo un par de rutinas en el gimnasio, puede adquirir masa muscular. Pero también, probablemente, sepas de esas personas delgadas que nunca engordan, o de las rellenas a las que les cuesta bajar de peso.

Cada una de estas tres características físicas tiene su explicación. Forma parte de una teoría que diseñó el psicólogo William Herbert Sheldon, a mediados de los años 40 del siglo pasado. Es lo que se conoce como Somatotipos, y explica los tipos de cuerpos que existen.

Dicha teoría se utiliza en gran medida por quienes practican ejercicio constante. Con base en su tipo de cuerpo pueden diseñar las rutinas que necesitan. Además, su conocimiento ayuda a entender por qué ciertos cambios sí se dan el organismo y por qué otros no.

¿Deseas saber cuáles son los tipos de cuerpos que existen y así conocer al tuyo? A continuación te contamos.

Tipos de cuerpo: Ectomorfo

El somatotipo ectomorfo, o el tipo de cuerpo que responde a dicha denominación, es aquel que poseen las personas delgadas, por lo general altas y con brazos y piernas largos.

Los ectomorfos suelen ser débiles y tienen poca masa muscular, además de que les cuesta adquirirla. Asimismo, son el tipo de cuerpos que, si bien pueden ingerir mucha comida, la procesan con mucha velocidad, debido a que poseen un metabolismo acelerado.

En el caso de las mujeres que poseen este tipo de cuerpo, sus características incluyen las caderas angostas y los brazos y piernas largas y esbeltas. En muchos casos, los senos se mantienen pequeños.

Los hombres, por su parte, tienen una estructura igualmente delgada y algo débil, con rasgos muy pronunciados. Sus músculos son de poco tamaño.

Tipos de cuerpo: Mesomorfo

Es el punto medio entre ambos. Es el cuerpo ideal en términos de musculatura, esbeltez y estética. Pueden desarrollar masa muscular con rapidez. Su metabolismo es muy rápido, permitiéndoles quemar la grasa fácilmente con rutinas de ejercicio y alimentación sana.

Los mesomorfos son personas cuyo cuerpo suele ser atlético, o tener tendencia a lucir como uno a simple vista. Por lo general sus extremidades son proporcionadas, son simétricos, y su masa muscular es dura y resistente.

En términos de exigencia física tienen mayores capacidades y pueden resistir rutinas de ejercicio sin problema alguno. Además, pueden soportar el dolor y es poco probable que sufran de obesidad, a menos de que su vida tenga un descontrol total en términos de alimentación y actividades motoras.

Las mujeres, por ejemplo, suelen tener cuerpos con cinturas estrechas, pero sus caderas son amplias. Es fácil imaginar su silueta como una especie de reloj de arena o guitarra.

En los hombres la musculatura crece con rapidez. Con rutinas de ejercicio alcanzan una silueta en forma de V, con amplia masa muscular a nivel de brazos, pecho y espalda.


Tipos de cuerpo: Endomorfo

En el otro extremo de los somatotipos están las personas con un tipo de cuerpo endomorfo. Estas suelen estar más gordas, un poco bajas de estatura y sus extremidades suelen ser gruesas.

Los endomorfos se caracterizan por poseer un metabolismo sumamente lento. Esto hace que, al comer, su cuerpo no aproveche los nutrientes de manera rápida, teniendo como consecuencias que el tejido adiposo crezca en todo el organismo. A esto se puede sumar que no toleren del todo a los carbohidratos.

Otra de sus características es que no logran desarrollar masa muscular, sino que la suya es principalmente resultado del exceso de tejido. Si bien no todos son obesos, sí pueden desarrollar dicho problema. Además, les cuesta mucho deshacerse de él.

Las mujeres endomorfas suelen tener extremidades redondeadas y de gran tamaño. En algunos casos pueden adquirir una piel saludable y tonificada.

En los hombres endomorfos se desarrolla con facilidad el tejido adiposo y, en caso de ser sedentarios, logran ser obesos con mayor rapidez.

Mezcla entre los tipos de cuerpo

Cuando William Herbert Sheldon formuló su teoría, destacó que esta diferencia entre los tipos de cuerpo no es necesariamente excluyente. Es decir, es posible establecer mezclas entre un par de ellos, pero siempre habrá uno que resultará dominante. Dichas mezclas se consiguen entre ectomorfos y mesomorfos, y endomorfos y mesomorfos, debido a que sus características pueden equipararse.

Hoy en día, si bien no es posible cambiar de tipo de cuerpo totalmente, sí se puede lograr una serie de alteraciones drásticas para adquirir el somatotipo deseado. Todo depende de la alimentación y el ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: