La reducción del bitcoin: del minado a la escasez

La reducción del bitcoin: del minado a la escasez

El fenómeno de las criptomonedas sigue creciendo y cada día son más los usuarios que descubren la utilidad de su empleo. El sitio especializado www.periodistadigital.com advierte, sin embargo, que la reducción del bitcoin es algo que debemos tener en cuenta, especialmente a largo plazo.

El minado del bitcoin y la emisión de la moneda

Durante muchos años se ha especulado sobre el futuro de las criptomonedas en el ámbito de la economía. Y si bien resulta simplemente efectiva como un medio de pago digital que es imposible de rastrear y que no depende de ningún organismo para funcionar, lo cierto es que su verdadero valor se encuentra en su cotización como activo para la inversión y el ahorro.

En efecto, de las muchas personas que utilizan el bitcoin hoy, solo un grupo muy reducido de ellas lo utiliza como un medio de pago. De hecho, es la misma red de bloques de bitcoin la que más emplea dicha moneda como método de pago. Igualmente extraño es que este es el método del sistema que permite que puedan agregarse nuevos bitcoins a los que ya existen en circulación.

Esto ocurre en lo que se conoce como minería de bitcoin, y se trata de una tarea compleja en la que los llamados mineros resuelven ecuaciones matemáticas de distinto tipo para crear los distintos bloques de información que componen la cadena de bloques —blockchain—. Dicha actividad incluye también las tareas de verificación de las transacciones realizadas dentro de la red.

Esta actividad es realizada todos los días por una multitud de usuarios en todo el mundo y es lo que permite que el bitcoin sea una moneda digital autónoma. Es la práctica que se paga a sí misma mediante un sistema de emisión monetaria automático con el que la red recompensa a los mineros con, justamente, bitcoins.

La reducción del bitcoin y el comienzo de la escasez

El sistema de emisión de bitcoin así planteado depende de la actividad minera que hace a la infraestructura del blockchain. Esta supone la verificación de las transacciones para correctamente establecer un sistema de registro público de trasferencia de titularidades. La red, por su parte, recompensa esta labor entregando, por cada cantidad de transacciones verificadas, una determinada cantidad de bitcoins.

La reducción del bitcoin, en términos simples, implica que esta cantidad de bitcoins nuevos, otorgados a los usuarios, disminuye cada 210 mil bloques (aproximadamente cuatro años). Esto tiene sentido, ya que, al crecer la cantidad de usuarios que se reparten la labor de sostener la red, se reduce el trabajo y el impacto de usuario particular en su funcionamiento.

Hoy en día, esto representa un problema que muchos expertos advierten de manera anticipada: el límite de bitcoins que puede existir es de alrededor de 20 millones, cifra que ya se encuentra próxima a cumplirse. Por lo tanto, se espera un cierre repentino en la producción de nuevos bitcoins durante el minado de bloques.

Según www.periodistadigital.com, la principal consecuencia de este fenómeno será una revalorización del valor de esta moneda, la cual se convertirá en un activo mucho más valioso debido a su escasez en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: