Todo lo que necesitas conocer sobre la rinoplastia secundaria

Todo lo que necesitas conocer sobre la rinoplastia secundaria

Las cirugías de nariz se sitúan en la cuarta posición en la lista de los tratamientos estéticos más solicitados en España. Se estima que anualmente se realizan entre 18.000 y 22.000 intervenciones de esta clase, superadas únicamente por las cirugías de implantes mamarios, la liposucción y la blefaroplastia. La inconformidad con los resultados es uno de los principales aspectos que tiende a elevar el número de cirugías de nariz, por lo que las rinoplastias secundarias se han vuelto cada vez más comunes.

Cuando se habla de rinoplastia secundaria, una gran cantidad de pacientes entran al quirófano debido a su insatisfacción con los resultados de su primera cirugía. Ante este tipo de casos, profesionales como el Dr. Antolín se encargan de restaurar el estado de la nariz con el objetivo de mejorar la salud y el aspecto físico del paciente.

En este sentido, entre el 10 y el 15% de las personas que se realizan una cirugía de nariz, requieren una rinoplastia secundaria. Entre las principales causas por las que los pacientes vuelven a entrar en los quirófanos, se encuentran la inconformidad, cambios en la nariz por la edad o por algún impedimento de salud.

¿Qué es la rinoplastia secundaria?

La rinoplastia secundaria es una intervención que se realiza sobre una nariz que ya fue operada con anterioridad. Generalmente, estas cirugías se realizan debido a deformidades en el tabique o en la forma externa de la pirámide nasal.

También, son comunes las operaciones nasales por segunda vez a causa de un exceso en la resección de los cartílagos que se encuentran en las fosas nasales. Asimismo, existen personas que requieren una cirugía nasal secundaria por deformidades causadas por el paso del tiempo, un caso muy común entre pacientes que se operan en la juventud.

¿Cuáles son los beneficios de una rinoplastia secundaria?

Someterse a una rinoplastia secundaria permite a las personas disfrutar de múltiples beneficios para su salud física y mental. Entre las ventajas más importantes de este tipo de cirugías se encuentran los siguientes puntos.

Evita problemas de salud

Otro de los principales beneficios de realizarse una segunda cirugía nasal, es que evita problemas de salud generados por las dificultades respiratorias.

Las 2ªs rinoplastias Dr. Terrén resuelven problemas en la respiración del paciente, que pueden provocar patrones de sueño interrumpido, entre otras patologías. Asimismo, se evita el riesgo de producción de quistes o conglomerados de tejidos dentro de la cavidad nasal.

Respiración cómoda 

Una de las principales ventajas de realizarse una cirugía secundaria en la nariz, es la posibilidad de mejorar la respiración. Asimismo, es importante destacar que cualquier inconveniente que el especialista se pueda encontrar en la operación, y que atente contra el bienestar del paciente, será solventado en el quirófano.

Mejora la autoestima

De acuerdo con los expertos, una rinoplastia secundaria puede mejorar el ánimo y la autoestima del paciente, especialmente, si la persona tuvo un resultado visiblemente negativo en su aspecto estético.

La operación secundaria nasal representa una vía para obtener un rostro armonioso, mejorar el funcionamiento de la nariz y librarse de una mala experiencia del pasado. No obstante, si el paciente se siente inconforme a pesar de contar con un resultado óptimo, es importante acudir a terapia psicológica para evaluar el nivel de autoestima en profundidad, y así se podrán evitar obsesiones.

¿Cómo se realiza una rinoplastia secundaria?

Las segundas cirugías nasales cuentan con un alto nivel de riesgo en comparación con la primera operación, ya que el médico debe trabajar con tejidos que ya han sufrido un proceso invasivo e inflamatorio. Por ello, los especialistas recomiendan esperar, al menos, seis meses antes de entrar nuevamente en quirófano por una cirugía de nariz.

Ante la necesidad de garantizar la precisión y una técnica depurada para la reconstrucción de la cavidad nasal, cada vez es mayor el número de personas que acuden a las segundas rinoplastias Dr. Mira. Al operarse con los mejores especialistas del sector, los pacientes pueden obtener los resultados que siempre han deseado.

En el caso de que la cirugía sea por exceso de resección de los cartílagos, el cirujano debe obtener tejidos de otras partes del cuerpo, como puede ser de las costillas. Por esta razón, la operación secundaria de nariz puede durar entre tres y cuatro horas, dependiendo del nivel de complejidad.

Proceso preoperatorio

El proceso preoperatorio de una rinoplastia secundaria es fundamental para el buen desempeño de la cirugía, ya que en esta etapa, el médico puede conocer cuál debe ser el procedimiento a seguir dentro del quirófano. Generalmente, el proceso se basa en estudiar minuciosamente la estructura de la nariz.

Cuidados en el postoperatorio

Uno de los principales síntomas postoperatorios son inflamación, dolor de cabeza y congestión nasal. En términos generales, estos síntomas se pueden tratar con compresas de hielo, reposo, analgésicos y otros tipos de tratamientos recomendados en sitios web como guiadelasalud.info/rinoplastia-valencia.

Durante las primeras semanas es normal que el rostro se pueda hinchar. A su vez, la inflamación debe disminuir con el paso de los días y con un buen reposo. Para evitar golpes o esfuerzos innecesarios, se recomienda no sonarse la nariz durante las primeras 48 horas, no utilizar gafas durante al menos un mes, no realizar ejercicios bruscos y evitar articulaciones exageradas en la cara.

Unido a ello, los especialistas también recomiendan lavarse los dientes de forma suave, ingerir alimentos blandos para evitar masticar fuerte, evitar el contacto con el sol, suprimir el consumo de alcohol y tabaco, o lavarse la cara con agua fría. De igual manera, el paciente debe evitar mojarse la nariz durante los primeros días.

¿Cuándo se pueden ver los resultados?

A pesar de que los cuidados extremos pueden finalizar tras los seis meses de la operación, el paciente debe esperar hasta un año para ver los resultados completos, debido a que la inflamación puede tardar en reducirse.

No obstante, algunos pacientes pueden recuperarse en pocos meses, todo dependerá de su capacidad de cicatrización. En estos casos, es recomendable asistir periódicamente con el doctor para que siga su caso de cerca.

En definitiva, la rinoplastia secundaria es un método más frecuente de lo que se pueda pensar. A pesar de ser una cirugía complicada y de larga recuperación, se trata de una opción viable para mejorar la salud y la estética del rostro, en el caso de que la nariz no haya quedado bien tras la primera operación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: