Los riesgos del uso de mascarillas de carbón

Los riesgos del uso de mascarillas de carbón

La mascarilla de carbón ganó reconocimiento como un tratamiento de belleza para la limpieza facial y la eliminación de los puntos negros. Inclusive, fue promocionada a través de las redes sociales como un producto que sirve tanto para el cuidado de la piel de las mujeres como de los hombres.

El producto también causa malestares porque muchas personas, sobre todo las mujeres, mostraron a través de vídeos cuán doloroso es retirarla del rostro. Pero existen quienes no les importa pasar por ese proceso, ya que solo buscan eliminar las impurezas y dejar la piel tersa.

Este efecto es posible por el peel off que al ser arrancada se lleva la piel muerta que se acumula en las células, debido a que su principal componente es el carbón activado que combate el exceso de grasa por su gran poder de absorción.

¿Qué es el carbón activado?

De acuerdo con la reseña de “Carbón Activado” publicada en sinCABLE, “se trata de un carbón poroso que absorbe compuestos que son principalmente orgánicos, como: maderas blandas, cáscaras o huesos de vegetales (aceituna, durazno, entre otros). Esa activación pasa por grados de ‘coquización’ de 600 hasta 1100 °C”.

¿Cómo afecta el carbón en la piel?

La mascarilla se adhiere a la piel porque el carbón tiene entre sus propiedades el poder de la “adsorción”. De manera que, estas máscaras cosméticas tienden a arrasar con todo cuando son retiradas, como: células muertas, vellos y la primera capa de la piel.

Cabe recordar, que la capa más externa de piel tiene algunos aceites naturales que le sirven como barrera protectora, frente al medio ambiente. Mientras que cuando se lleva algunos vellos que estén presentes en el rostro, causa el efecto de haberse depilado con cera y por ende causa dolor.

¿Cuáles son los riesgos?

Además, el riesgo que se corre es que si el carbón activado se combina con algún otro tóxico termina causando irritaciones o alergias graves en la piel que deben ser tratadas con un dermatólogo.

Cuando la mascarilla arrastra con los puntos negros que es un sebo producido por las glándulas sebáceas que sirven como lubricante o protección de la superficie de la piel, esta se expone con más facilidad a las lesiones.

¿Es comparable a peeling?

Aunque a esta mascarilla se le ha atribuido como beneficio que es un peel-off, lo cierto, es que no es un tratamiento similar al peeling químico porque este último provoca una descamación por ciertos ácidos que no generan daños a la piel. Para evitar esos daños, se aplica un ph idóneo, según cada tipo de piel. Es por ello, que lo más recomendable es acudir con un médico especialista que se encargue del diagnóstico y tratamiento relacionado a la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: