CBD: un compuesto maravilloso

CBD: un compuesto maravilloso

La planta de marihuana es conocida principalmente por sus propiedades psicoactivas y psiocotrópicas. Eso resulta en una una percepción errónea del cannabis como una sustancia perjudicial y peligrosa para la salud. No es más que la punta del iceberg: la marihuana contiene dentro tantas sorpresas que hasta ahora no las hemos reconocidos todas. Una de éstas se llama cannabidiol y lo que merece la pena saber es que tiene capacidades de revolucionizar la medicina contemporánea.

¿Qué es el cannabidiol?

El cannabidiol (o bien cbd / CBD) es un compuesto químico natural del origen vegetal, proveniente de la planta del cannabis. Estos compuestos son conocidos como los cannabinoides, es confirmado que casi 60 de éstos son exclusivos para la marihuana. Los cannabinoides se caracterizan por varias cualidades que influyen de diferentes maneras al cuerpo humano. En contraste con THC (tetrahidrocannabinol), que es un otro cannabinoide muy “famoso”, el cannabidiol no tiene propiedades psicoactivos: eso quiere decir que no droga y es completamente inocuo para la salud y el bienestar.

CBD en pastillas cápsulas o en aceite

Gracias a sus ventajosas cualidades, el CBD está apreciado globalmente en los ambientes médicos y farmacológicos. Nuevas investigaciones están realizadas sin parar, confirmando que el cannabidiol puede ser considerado como un tipo de remedio alternativo en tratamiento de varias enfermedades, dolencias y malestares los cuales podemos padecer.

¿CBD en pastillas, cápsulas o en aceite?

Hay diferentes tipos de productos que contienen una dosis del cannabidiol:

  • aceites (de varias concentraciones)
  • cremas (adecuadas para las enfermedades de la piel, como la psoriasis, e inflamaciones de tejidos)
  • pastas
  • pastillas
  • cápsulas
  • cristales

No es tan fácil encontrar un producto que satisfaga todas las necesidades. Esos artículos se diferencian uno del otro principalmente por un porcentaje de CBD que llevan, por esta razón se los aplica para tratar enfermedades de varios grados: leves, moderadas y severas.

El aceite de cannabis se caracteriza por las cualidades antitumorales, aliviantes, calmantes, antieméticas, anticonvulsivas, entre muchas otras. Está disponible en concentraciones de 2,5% 4%, 10%, 15%, hasta la concetración de 20% y más para las personas que deseen una máxima potencia del cannabidiol en cada gota. Muchos estudios (y gente que lo han usado) han confirmado su eficacia ante las más agobiantes y peligrosas afecciones, tales como el cáncer, la epilepsia, la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn, la esclerosis múltiple, la esquizofrenia, la psoriasis y muchas más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: