Cinco cosas que debes tener en cuenta para triunfar con tu startup

Cinco cosas que debes tener en cuenta para triunfar con tu startup

Nunca es sencillo comenzar una nueva aventura empresarial, pero ahora más que nunca jóvenes y no tan jóvenes están dispuestos a ellos. Sin embargo, en numerosas ocasiones se cometen una serie de errores comunes en el intento por lograr alcanzar el deseado éxito.

Si bien es cierto que las startups están de moda en la actualidad, no lo es menos que hasta el 90% fracasan en sus primeros años de vida. Es por ello que a continuación encontrarás una serie de consejos que te ayudarán a navegar por el complicado mundo del emprendimiento.

1. Pon tu foco en los clientes

Aunque el producto o servicio que se quiere vender debe ser, naturalmente, el punto fuerte de la empresa, no lo es menos que uno de los principales puntos en lo que se debe centrar uno es en el estudio de mercado.

Conocer qué quieren los usuarios y cómo lo quieren exactamente es fundamental para el éxito de la compañía. Recuerda que lo que tú quieras no es tan importante como aquello que los usuarios buscan, de modo que hacer un buen estudio previo que posibilite conocerlo al detalle es imprescindible.

2. Forma un gran equipo

Todo gran negocio o empresa exitosa tiene detrás un gran equipo de personas. Esto no aporta solo un enorme valor en el día a día del negocio, sino también motivación y empuje en las etapas iniciales, donde todo es más difícil.

Encajar el equipo adecuado no es sencillo, tampoco, y debe realizarse basándose únicamente en los méritos propios. Un conjunto de personas valiosas para el trabajo no son amigos, sino gente con calidad –vendedores, creativos, administrativos, etc…– que ayuden a hacer crecer el negocio.

3. Desata tu pasión

Empezar una empresa requiere estar preparado para pasar un buen tiempo inicial sin obtener ninguna recompensa financiera. Esto es normal, ya que ningún negocio despierta un enorme beneficio desde el primer momento.

Y afrontar este tipo de situaciones es mucho mejor cuando uno es apasionado de lo que está haciendo.

Por ejemplo, si se está desarrollando una aplicación para conectar a gente que busca compartir piso, se deberá tener un gran interés y pasión por el mercado inmobiliario. De igual modo, si se pretende crear una página web sobre bonos casinos para jugar online, ser un apasionado de este tipo de juegos será evidentemente de gran ayuda.

Amar lo que uno hace facilitará ese extra de pasión y trabajo que es necesario al empezar un negocio y que, en última instancia, puede ser lo que haga triunfar a una startup.

4. No te distraigas

En el mundo empresarial es muy fácil distraerse con tareas como crear contactos, asistir a conferencias o realizar promociones de manera constante en las redes sociales.

Sin embargo, el comienzo del negocio no es el momento más adecuado para enfocarse en estos menesteres, sino que será el producto en sí el que deba recabar la mayor parte de nuestro tiempo.

Así, aunque todas esas tareas mencionadas son también necesarias, es evidente que resulta más que necesario establecer una serie de prioridades que permitan alcanzar los objetivos marcados.

5. Crecer, sí, pero al ritmo adecuado

Cuando las cosas comienzan a marchar bien por primera vez y los números financieros aumentan, es fácil que se despierte en nosotros un interés por contratar a más personas y aumentar el equipo.

Sin embargo, unos buenos números iniciales no siempre significan que estos se vayan a mantener en el tiempo. Es por ello que queremos evitar encontrarnos en una situación delicada si los números se ralentizan y nuestro equipo de trabajo ha aumentado de manera considerable.

La expansión de una empresa o negocio ha de llevarse a cabo con precaución y evaluando los posibles riesgos en los que se pueda incurrir, de modo que se minimice la posibilidad de experimentar sorpresas en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: