¿Cómo crear una tienda online? Apunta estos consejos básicos

¿Cómo crear una tienda online? Apunta estos consejos básicos

Cualquier autónomo, pyme y empresa que no tenga presencia en el mundo digital está abocado a perder una importante cuota de negocio. Y quién sabe si hasta esté situando en peligro su negocio. Las nuevas tecnologías han abierto una importante ventana de ventas y difusión de marca a cualquier autónomo, pyme y empresa. Las ventajas de crear tienda online son tan innumerables como incuestionables. Eso sí, hay que tener una correcta planificación y una serie de conocimientos básicos (o rodearse de personas especializadas en esta materia) o, de lo contrario, esta aventura puede acabar en fracaso.

Las ventajas de tener una tienda online son evidentes. Apunten: estar abiertos durante todos los días del año y a todas las horas; aumentar el número de clientes al poder dar a conocer los productos a cualquier parte del mundo; ofrecer unos servicios personalizados a cada cliente; un importante ahorro de costes (no es necesario una tienda física); ser flexibles a la evolución del mercado y saber segmentar en función de los clientes habituales y de aquellos que se capten de nuevas; dar una respuesta rápida a cualquier interferencia que disponga el cliente; o saber adaptarse a las nuevas evoluciones del mercado y tecnológicas de una manera más ágil. La imagen de la empresa es otro añadido a este plan de tener una presencia en el mundo digital.

Obviamente no todo son ventajas en este propósito de abrir un canal digital de venta de nuestros productos o servicios. El camino es largo y laborioso. El tener una tienda online es relativamente sencillo, pero que sea rentable y consigamos los objetivos trazados previamente exige de un largo recorrido. Apunten varias variables a considerar: hay que invertir dinero, puesto que las tecnologías requieren de una inversión (nos ahorramos costes físicos); hay elementos que ofrecen resultados a largo plazo (posicionamiento de una tienda online, por ejemplo); y hay factores que no siempre dependen de uno, como el contar con un adecuado sistema de distribución de los productos o de los servicios.

Si un autónomo, pyme o empresa busca abrir su primera tienda online deberá cumplimentar una serie de pasos primarios. A saber: contratar un servicio de hosting con alguna empresa especializada; elegir un dominio óptimo; contar con un buen CMS que esté orientado al ecommerce. Asimismo, es necesario trazar una estrategia digital, determinando qué productos vamos a vender (o servicios que vayan a ofrecerse); qué buscamos con este nuevo canal de negocio; cómo se va a publicitar; qué inversión disponemos para hacerlo realidad; de qué tecnología podremos disponer (es una variable muy importante) y si tenemos o no los conocimientos necesarios.

Vayamos desglosando estos aspectos imprescindibles a la hora de crear una tienda online para nuestro negocio. La elección del dominio es uno de los pasos más importantes. ¿Por qué? Si elegimos mal, quizá todo el trabajo posterior esté condicionado. Deber ser un dominio asociado a nuestra marca (si esta es conocida, es un plus) o que sea fácil y sencillo de recordar por el cliente. El servicio de hosting también es otro valor incalculable. Debe soportar la implementación de un ecommerce; debe soportar muchas visitas y ese proveedor debe darnos asistencia en cualquier momento. Servicio 24×7.

Fusión de tecnología y conocimiento

La tecnología es otro vértice que debe atenderse al comienzo. Optar por un CMS adecuado es imprescindible. Hay CMS que son lentos o que no son capaces de incluir todos los servicios necesarios, ya sean una buena descripción de los productos; nuevos métodos de pago o un óptimo servicio de atención al cliente. La inversión es un condicionante. Si tenemos capital, quizá la elección deba ser Magento o si no tenemos tanto dinero haya que inclinarse por Woocommerce o Prestashop, lo que quizá nos limite a la hora de crecer como negocio online.

Finalmente, aparte de llegar a un acuerdo con alguna entidad financiera para implementar los sistemas de pago (que deben ofrecer una seguridad a los clientes), debemos saber cómo vamos a clasificar todos nuestros productos, cómo vamos a incluir la información y cómo vamos a hacer que el cliente tenga la sensación de estar ante un negocio online completamente sencillo y muy intuitivo. En este sentido, para conocer si vamos por el buen camino, los distintos programas de estadísticas nos ayudarán a elaborar informes de gran valor para conocer qué caminos de navegación utilizan los clientes.

Por último, aparte de implementar las bases legales y aspectos de logística (si esto no se cumple, nuestro negocio online puede tambalearse), hay que saber quiénes son nuestros clientes. La segmentación es un valor muy importante en cualquier ecommerce. Esto nos ayuda a anticiparnos a los deseos de nuestros clientes, a fidelizarles. Asimismo, hay que trazar una estrategia de marketing para dar a conocer el negocio y, obviamente, captar a nuevos clientes. Las ofertas promocionales; los envíos de correos promocionales; los anuncios en los buscadores son aspectos por cuidar. Lo mismo sucede con el SEO; el posicionamiento de nuestro negocio es otro elemento crucial. Eso sí, los resultados de estos trabajos, que deben ir en conjunto, siempre son a largo plazo. Muchas veces, esa máxima de prueba y error será una forma de aprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: