Cómo hacer zumba en casa. Consejos para principiantes

Cómo hacer zumba en casa. Consejos para principiantes

La zumba se ha convertido en una de las disciplinas deportivas y fitness con mayor fama en los últimos años. Su mezcla de distintos ritmos de música latinoamericana, las rutinas que se crean y los beneficios que se obtienen en el organismo, le otorgan dicho estatus. Cada sesión de zumba puede ayudar a quemar muchas calorías. Es, además, una disciplina que pueden participar desde los niños hasta los adultos mayores, y que propicia un entrenamiento entretenido para todos.

Fue creada a finales del siglo pasado por el coreógrafo colombiano Alberto Pérez. Desde entonces ha logrado captar numerosos seguidores, quienes la practican alrededor del mundo. Debido a que se trata de una disciplina sencilla, su práctica puede realizarse en la comodidad del hogar. Hoy hemos traído una serie de consejos para ello, lo cual funciona a la perfección para quienes deseen iniciarse en el mundo de la zumba.

Verifica tu estado de salud

Lo primero es saber si puedes practicar zumba sin afectar a tu salud. Si tienes problemas cardiovasculares o cualquier impedimento que te lleve a realizar actividades físicas, lo ideal es preguntar al doctor.

De acuerdo con lo que este señale, podrás establecer el tiempo de práctica y el tipo de esfuerzo que realizarás. La zumba puede ayudarte en muchos sentidos, siempre y cuando la practiques de manera adecuada.

Revisa el espacio dentro de tu casa

El lugar en el que practicarás debe cumplir con la exigencia a la que estarás expuesto. Considera sitios amplios, sin objetos o estructuras con las que puedas chocar o tropezar.

Este último aspecto es importante. Cuando se practica zumba la concentración suele enfocarse en el baile y las rutinas, olvidando los lugares en los que pueden ocurrir peligros.

Un consejo que puede favorecer y mejorar la práctica es contar con un espejo. Mirarse ayuda a saber si se están realizando las rutinas de la manera correcta.

Busca información en internet

Los videos siempre ayudan. En internet encontrarás desde rutinas completas hasta bailes que se adecúan a nivel de exigencia para principiantes. Incluso existen algunos que son para niños. Un buen consejo es elegir videos que tenga una duración exacta o parecida al tiempo que se quiere practicar zumba.

Por otra parte, si sientes que los movimientos son muy complicados para tu experiencia, entonces puedes modificarlos un poco. Como estás iniciando lo importante es que aprendas a llevar el rito y te adecúes al estilo de la zumba.

Ropa cómoda

Estás en tu casa. Utiliza la ropa más cómoda que tengas y que te permita moverte con libertad. Recuerda que sudarás y que además deberás flexionarte, ir de un lado a otro y llevar ritmos de música muy movida.

También trata de tener cerca una botella de agua, una toalla e incluso algo para secar el sudor del piso con el fin de que no te resbales o tropieces.

Agrega mancuernas

La zumba incluye, en algunas de sus rutinas, el uso de mancuernas para agregar mayor peso a los movimientos y así lograr intensidad durante los ejercicios que se practiquen.

Comienza utilizando una que no sean tan pesadas, ya que pueden caerse o resbalarse mientras te ejercitas. En este caso una gran ayuda son los guantes, o aquellas que poseen material antiresbalante. El uso de mancuernas permite la tonificación de los brazos. Esta variante es lo que se conoce como Zumba Toning o zumba tonificante.

Practica varias veces por semana

Al igual que cualquier deporte, la zumba exige constancia para lograr buenos resultados. Puedes comenzar practicando tres veces por semana y luego disminuir los momentos de descanso.

Lo mismo puede aplicarse en el tiempo entre cada rutina: al principio puedes realizar algunas que vayan desde la media hora hasta los 45 minutos. Luego avanzarás, adquiriendo mayor resistencia y deseos de seguir entrenándote.

Elige un compañero

Si bien es una actividad que puedes hacer por ti mismo, una buena forma de sentirte motivado es entrenando junto a alguien más. Si ambos son principiantes podrán ayudarse, además de evaluarse el uno al otro para así medir su desempeño. Además, el practicar zumba con otras personas ayuda a desarrollar un nuevo vínculo.

¡Diviértete!

Pese a que se trata de un deporte, lo mejor de la zumba es que puedes divertirte. Disfruta cada rutina, baila, aprende y sobre todo no te sientas mal si al principio cometes equivocaciones o fallas al intentar pasos o rutinas. Recuerda que la constancia es la clave. Esto y saber que lo practicas para estar bien y sentirte mucho mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.