Guía para viajar a Madagascar por libre

Guía para viajar a Madagascar por libre

Viajar por libre siempre implica una serie de retos propios. Viajar a Madagascar, una isla ubicada al sureste de África aún más. Es una travesía que sin duda alguna vale la pena, pero que también requiere de mucha preparación. Madagascar es un destino único. Posee una rica flora y fauna que no se encuentra en otras partes del mundo. Si bien se trata de un lugar lejano, llegar hasta ella y costear los gastos no es tan caro como parece.

Es un país en el que no hay mucha infraestructura para realizar un turismo de primera, con hoteles lujosos y guías excepcionales, pero en el cual se puede divertir y aprender. Si estás pensando viajar a Madagascar por libre y necesitas saber todo lo necesario, ahora mismo te mostraremos una guía con lo esencia.

¿Cuándo ir a Madagascar?

Antes de pensar incluso en el coste de los viajes o qué se puede ver en la isla, es importante saber la mejor temporada para viajar. Por su ubicación, Madagascar cuenta con dos temporadas esenciales: la que va desde mayo hasta octubre, en la cual el clima es seco y no hay lluvia; y la que abarca desde noviembre hasta abril, en donde abundan las precipitaciones.

Lo importante es saber elegir. En la primera el clima es soportable ya que no hay mucha humedad. Sin embargo, debido a lo seco es posible que los paisajes no sean tan hermosos. En la segunda el problema de las lluvias puede estropear diversos planes, ya que hay muchas carreteras que se congestionan.

El viaje

Los costes para viajar a Madagascar varían. Es importante tener en cuenta aspectos como el visado, el cual puede pagarse con antelación o en el propio aeropuerto al llegar a la isla. Si la estancia es por un mes, puede llegar a los 25 euros. En el caso de viaje propiamente, es importante destacar que no existen vuelos directos desde España.

El lugar más cercano es París. Las aerolíneas que se encargan de cubrir la ruta son Air France y Air Madagascar. En algunos casos estos hacen escala o llegan directamente a Antananarivo, la capital de Madagascar. Otro aspecto del viaje es tener puestas las vacunas necesarias: fiebre tifoidea, fiebre amarilla, hepatitis a y b, rabia y tétanos. Además, se recomienda contar con tratamiento contra la malaria.

Alojamiento, comida y transporte

Una vez en la isla, y después de haber finalizado el proceso del visado, es recomendable optar por cubrir las necesidades principales. El alojamiento no es tan caro. Una habitación doble puede alcanzar los 12 euros por noches, en un hotel medianamente bueno. En el caso de la comida, por días se puede pagar unos diez euros por persona.

También es importante contar con la moneda local, la cual es el Ariary malgache. Con ella se puede pagar el transporte público, los restaurantes y dar algunas propinas. En las principales ciudades también es posible encontrar cajeros ATM. Por último, vale la pena saber que el idioma propio es el malgache, pero también se habla francés en Madagascar.

Destinos turísticos

Madagascar tiene muchos destinos a los cuales vale la pena ir cuando se viaja por libre. Hay una gran variedad de parques nacionales, reservas naturales y lugares de interés. Uno de los sitios que más reciben visitas, y que es conocido a nivel mundial, es la avenida de los Baobabs. Estos árboles gigantes aparecen en diversas zonas de la isla, pero en el caso de esta vía puede apreciarse en Morondava, una ciudad localizada en el oeste.

Lee tambien: El Parque Nacional de Andasibe-Mantadia: hogar de lémures.

Se trata de un lugar mágico, en el que muchos turistas esperan mirar las puestas de sol gracias a su colorido y contraste que genera el observarla con los Baobabs en medio. Otros lugares dignos de visitar son el grand Tsingy de Bemaraha, declarado Patrimonio de la Humanidad; la reserva de Anja, en donde abundan los lémures; la ciudad de Ambositra, en la cual se expone numerosas obras de artesanía; Tôlanaro y su clima de costa.

Islas cercanas

Si se cuenta con el tiempo suficiente para recorrer Madagascar, existen dos islas pequeñas pertenecientes al país que merecen una mención especial.

La primera es Nosy Boraha, ubicada al oeste de Madagascar. Es un paraíso tropical, lleno de playas con un agua maravillosa, cascadas, corales y un cementerio pirata.

La segunda es Nosy Be, la cual se encuentra en el norte. Es un sitio que ha desarrollado el turismo, con una gran variedad de hoteles y restaurantes. Además, a abundan las playas y se pueden ver ballenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: