¿Las criptomonedas son el dinero del futuro?

¿Las criptomonedas son el dinero del futuro?

Cada vez se habla con más frecuencia de las criptomonedas, un tipo de dinero virtual liderado por monedas como Bitcoin y Ethereum que, según algunos expertos, podría llegar a sustituir la forma con la que compramos de forma habitual en un futuro no muy lejano.

La situación actual de las criptomonedas

Las criptomonedas son un activo digital que utiliza un cifrado criptográfico para garantizar que sean únicas y que no se puedan crear unidades adicionales. A día de hoy se adquieren mediante portales de exchange. Algunos ejemplos son Binance o Coinbase, dos de los más conocidos en la actualidad. A la postre, las criptomonedas pueden ser compradas y vendidas para el beneficio de los usuarios.

Hoy en día el uso de las criptomonedas aún no está asentado, y se necesita acceder, en la mayoría de ocasiones, a portales que cambian criptos por dinero para poder adquirir servicios o productos en Internet. Algunos expertos, eso sí, aseguran que en el futuro el mercado de las criptomonedas crecerá en importancia, y que dentro de pocos años el uso de este tipo de dinero será habitual en transacciones de todo tipo.

¿Qué se puede comprar con dinero virtual?

Normalmente el dinero virtual se utiliza para comprar productos y servicios en Internet. Portales como G2A o Instant Gaming, en el mercado de los videojuegos, admiten las criptomonedas como forma de pago, mientras que en el mundo del iGaming se puede jugar siempre que se cambien esas monedas a través de Skrill o Neteller, métodos de pago que cambian criptos por moneda tradicional. Esto es lo que ocurre en los casinos online como 888Casino, cuyos servicios, a la postre, pueden ser disfrutados mediante el pago con criptomonedas.

En Internet hay otros servicios que aceptan las criptomonedas, como el editor de páginas WordPress. Por su parte, páginas muy conocidas como Wikipedia aceptan donaciones mediante dinero virtual, y para portales como Amazon, se pueden conseguir cheques de regalo mediante páginas como Bitrefill. Por su parte, sitios como ExpressVPN o ProtonVPN sirven para que las transacciones se realicen desde el absoluto anonimato.

En los negocios tradicionales, destacó el caso de los vehículos Tesla, cuya página web aceptó el pago con Bitcoin durante unas semanas. Su director Elon Musk, a la postre, acabó descartando esa opción, pero fue un paso adelante en el sentido de que empresas tradicionales, en este caso automovilística, aceptaran este tipo de pago.

Subidas y bajadas de su valor

Uno de los puntos que cabe observar con más detenimiento es la constante subida y bajada en el valor de las criptomonedas, de una forma mucho más brusca que lo que puede suceder en otros mercados como la bolsa. Por ejemplo, el Bitcoin llegó a bajar un 40% respecto a su valor debido a ciertos movimientos regulatorios en China, mientras que Ethereum realizó una bajada del 35% y Dogecoin de un 45%.

Pese a ello, los inversores aseguran que esa volatilidad es normal en este tipo de monedas, pero que movimientos como el realizado por el Gobierno de los Estados Unidos (que podría incorporar esas criptomonedas en las transacciones habituales en un futuro no muy lejano), podrían ayudar a que esos valores volvieran a subir y que los diferentes inversores pudieran apostar por esas monedas de una forma más segura. Tratar las criptomonedas, por ejemplo en materia de impuestos, tal y como se realiza con el dinero corriente, es un paso más para que se establezcan como un hábito normal en la vida cotidiana de los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: