Cuál es la densidad del agua y cómo calcularla de forma fácil

Cuál es la densidad del agua y cómo calcularla de forma fácil

Uno de los problemas químicos que más suelen llamar la atención, y que es de gran recurrencia, es el de la densidad del agua. Su cálculo suele pedirse para muchos procesos en laboratorios, además de que ayuda a entender el comportamiento de dicho líquido.

La densidad del agua varía dependiendo de varios factores. Uno de los más comunes puede ser la temperatura. Para su cálculo es necesario escoger una y tratar de mantenerla constante, con el fin de tener un buen resultado.

Si deseas conocer la densidad del agua, acá tenemos la solución. Te mostraremos una serie de pasos para que lo hagas por ti mismo sin problemas.

¿Qué es la densidad?

Antes de comenzar, siempre es importante saber a qué te enfrentas. Por ejemplo, ¿sabes en qué consiste la densidad? Esta es una relación que se establece entre la masa y el volumen. Es decir, es la cantidad del primero que existe en el segundo. Para entenderlo es posible imaginar la diferencia entre agua destilada y agua de mar. La primera carece de salinidad, es un líquido completamente limpio. La segunda, como se sabe, sí contiene sal.

En este sentido resulta obvio que en el agua de mar posee mayor densidad, debido a que la salinidad influye en esta relación. Esto también abarca a otros componentes que puedan añadírsele al agua, como ciertos minerales. El conocimiento de la densidad del agua ayuda a entender por qué ciertos mares, lagos o ríos tienen tal grado de biodiversidad. Algunas plantas y animales sobreviven en aguas más o menos densas que otras.

Pasos para calcular la densidad del agua

Si bien puede parecer difícil obtener un cálculo exacto sobre este valor, realmente existe formas de hacerlo muy sencillo. Es importante tener a mano tres materiales de gran importancia, los cuales son:

  • Una probeta o cilindro.
  • Un peso de cocina.
  • La cantidad de agua de la cual deseas conocer su densidad.
  • Una libreta y un lápiz.

Paso 1

El primer paso antes de comenzar el cálculo es determinar la masa del cilindro o la probeta. Esto ayudará a conocer el valor del mismo antes de que se agregue la cantidad de agua señalada. En este caso se debe colocar la balanza en un lugar fijo, si riesgo de que se caiga. Esta debe funcionar correctamente y estar calibrada con anterioridad. Una vez lista se coloca el cilindro o la probeta y se mira el resultado que refleja. Este debe ser anotado en una liberta o el lugar que se tenga para hacer los cálculos numéricos. La cifra, como se sabe, se expresa en gramos.

Paso 2

A continuación se baja el cilindro de la balanza. Luego se llena de agua hasta la medida que se desee, ya que esto no influye. Cuando se llene el cilindro se debe mirar el extremo superior, en el cual se mirará el menisco. Este último no es más que una pequeña curva que suele formarse en la superficie del agua cuando está en un recipiente cilíndrico. En el lugar en el que esté el menisco se tomará el valor. La medida que arroje, la cual se expresará en mililitros se anotará en el mismo lugar en el cual se hizo lo propio con la masa del cilindro.

Paso 3

Sin botar el agua del cilindro se debe subir nuevamente en la balanza para calcular la masa del mismo, ahora con el líquido dentro. Hay que tener cuidado de no derramarla, ya que entonces se debe medir nuevamente el volumen obtenido en el paso 2. Se mira el resultado que refleja la balanza y también se anota en la libreta señalada.

Paso 4

Es momento de iniciar los cálculos matemáticos. El primero a realizar es sencillo: Se debe restar la masa que se obtuvo con el cilindro con agua, a aquella que se obtuvo con el cilindro vacío. Este resultado dará a conocer la masa del agua, la cual es necesaria para lograr el cálculo final.

Paso 5

En este último paso se obtiene el valor de la densidad. Para ello es necesaria la fórmula que expresa que: Densidad= masa / volumen. Entonces, en donde se escribe el valor de masa se coloca el resultado obtenido en el paso 4. Y en el espacio de volumen se coloca el valor que se logró en el paso 2. El resultado es el valor de la densidad. Nunca está demás realizar dicha división con ayuda de una calculadora para mayor exactitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: