¿Qué es el WiFi Direct y para qué sirve?

¿Qué es el WiFi Direct y para qué sirve?

Con el avance de las redes y las tecnologías de comunicación, resulta increíble lo fácil que es establecer conexiones a internet o entre varios dispositivos. Hoy en día, medios como el Bluetooth o el infrarrojo parecen obsoletos por su velocidad, e incluso la capacidad de adaptarse a ciertos escenarios.

Sin embargo, se siguen utilizando. Esto, por supuesto, no quiere decir que no sigan apareciendo nuevas formas de crear comunicación, conexión y, más recientemente, la transferencia de diversos archivos entre varios dispositivos.

A esto es lo que apuesta y lo que ha permitido el Wifi Direct. Esta nueva tecnología funciona de manera ideal, con formas de conexión muy eficientes, y con la capacidad de transmitir archivos con mayor rapidez ¿Aún no sabes de qué se trata ni cuáles son sus usos? A continuación te contamos.

Wifi Direct: comunicación directa

El Wifi Direct puede definirse como un protocolo o certificación que permite que dos dispositivos que poseen tecnologías compatibles, logren la transferencia de archivos o intercambio de información, gracias a una conexión directa.

Es un método novedoso, que no necesariamente está estandarizado. De hecho, el protocolo de Wifi Direct requiere que, en ocasiones, los dispositivos tengan compatibilidad de la certificación. Aspectos esenciales como la marca de los dispositivos, los modelos, el tipo de sistema operativo o la propia red Wifi en la que estén intervienen para que el protocolo se logre.

Al igual que el Bluetooth, el Wifi Direct se limita a un espacio compartido. Es decir, no puede emplearse desde largas distancias, sino que requiere que ambos dispositivos compartan una estancia común. Sin embargo, al momento de transferir archivos, su velocidad es mayor y no requiere del intercambio de información personal.

La comunicación, al ser directa, es mucho más efectiva y rápida. Además, este protocolo solo soporta archivos sencillos, no de gran tamaño.

Funcionamiento en dispositivos

El Wifi Direct funciona y puede adaptarse a muchos dispositivos móviles. No solo se aplica a teléfonos inteligentes, sino que también incluye a impresoras, televisores, computadoras, consolas de videojuegos, cámaras fotográficas, entre otros. Si bien es importante que compartan el protocolo, hay ciertos inconvenientes que presenta este tipo de conexión.

Por ejemplo, si bien la empresa Samsung comenzó a implementar el protocolo Wifi Direct en teléfonos con sistemas operativos Android mayores a la versión 2.3, esto solo se logra entre dispositivos similares. Es decir, la conexión se establece únicamente entre teléfonos Samsung.

Lo mismo sucedió con otras marcas como Sony, LG o HTC. Por otra parte, el protocolo en los dispositivos Android presenta, además, otro problema. Es necesario tener descargada una aplicación creada por terceros para lograr la función de transferencia de archivos. Si no, no se logra tal proceso. Por lo demás, la conexión se establece.

¿Cómo se logra la conexión?

Para que exista la conexión con el protocolo Wifi Direct es necesario que ambos dispositivos se mantengan en un mismo lugar. Al iniciarlo, uno de ellos indica al otro que se puede comenzar el procedimiento. Del mismo modo que el Bluetooth, uno de ellos envía una invitación y el otro la recibe. Luego se solicita una clave que por lo general se establece si los propietarios lo desean, y finalmente se logra la transferencia de los archivos.

Después que se logra el proceso, es normal que entre los registros de las conexiones Wifi quede registrada una nueva red, la cual tendrá el nombre del dispositivo contrario. Vale la pena destacar que en algunos casos es necesario que ambos dispositivos estén conectados a una misma red, la cual puede ser doméstica. Esto es común en casos que incluyen impresoras inalámbricas, ordenadores, teléfonos o Smart TV.

Ejemplos de conexión por Wifi Direct

Existen muchos casos en los que la utilización del protocolo Wifi Direct funciona de maravilla y logra muy buenos resultados. Un caso excepcional es la conexión que se establece entre teléfonos inteligentes y televisores. En ello no hay una transferencia de archivos, pero sí es posible reproducir contenido en el segundo que esté alojado en el primero. O también, el hecho de mirar la pantalla del teléfono en el televisor.

Otro ejemplo puede ser entre impresora y teléfono inteligente. Si existe un documento que es necesario imprimir, pero no existen cables, el Wifi Direct es un protocolo que funciona mucho mejor que el Bluetooth. Por último, cada conexión creada mediante este protocolo posee un cifrado de red de gran calidad. De esta manera no existe riesgo de que los archivos transferidos pasen a otros dispositivos en la red compartida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: