Efectos de la obesidad en el desempeño sexual masculino

Efectos de la obesidad en el desempeño sexual masculino

La obesidad es un problema de salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que alrededor de 2.3 mil millones de personas padecen sobrepeso y 700 millones obesidad.

Esta afección crónica tratable está directamente relacionada con enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer. Sin embargo, estudios han confirmado que la obesidad también afecta el desempeño sexual y la fertilidad masculina.

Varios factores pueden influir en el aumento de peso, sin embargo, la alimentación y la inactividad física contribuyen en gran medida al sobrepeso y la obesidad.

Muchas personas utilizan la alimentación como una forma de lidiar con el estrés, lo cual contribuye al aumento de grasa corporal. Cuando las personas consumen más calorías de las que queman, el peso aumenta. El exceso de calorías se almacena en el cuerpo en forma de grasa. El organismo almacena esta grasa dentro del tejido adiposo, ya sea agrandando las células grasas o creando más de ellas. Estas variaciones provocan cambios en el organismo, sostiene Maria Gallardo, experta en Nutrición de Guiadesuplementos.

Consecuencias del sobrepeso y obesidad

Actividad hormonal 

La obesidad disminuye predominantemente los niveles de testosterona, una hormona sexual masculina. La testosterona baja por sí sola cuando existe un aumento de la adiposidad (exceso de grasa en el cuerpo), creando un ciclo de complicaciones metabólicas que se perpetúa a sí mismo. Concretamente, debido a las reducciones asociadas con la resistencia a la insulina en la globulina transportadora de hormonas sexuales.

Fertilidad

Diversos estudios en humanos y animales han encontrado que existe una relación entre la obesidad y la reducción de la integridad del ADN de los espermatozoides. La obesidad masculina se ha asociado con una reducción en la concentración y motilidad (facultad de moverse) de los espermatozoides, los cuales pueden hacer que un hombre sea menos fértil.

Impacto en la sexualidad

La disfunción eréctil (DE) se ha correlacionado con la fertilidad masculina. Las personas obesas informan una mayor incidencia de dificultades sexuales debido a su peso. En consecuencia, experimentan sentimientos de impotencia y cierta insatisfacción sexual relacionada con su peso.

Las personas con sobrepeso pueden considerarse a sí mismas como marginados sexuales, poco atractivos e indeseables. Estos conceptos equivocados hacen que eviten las relaciones sexuales reales o potenciales.

Autoestima

Algunas personas con sobrepeso tienen una muy buena autoestima, sin embargo, otras personas que luchan con su peso también luchan con una baja autoestima, especialmente cuando su entorno familiar y social contribuye a mencionar comentarios negativos sobre su aspecto físico.

Los pensamientos y sentimientos negativos sobre nuestro cuerpo nos llevan a la autocrítica y, además, influye considerablemente en otras áreas de la vida, como las relaciones sentimentales.

Numerosos estudios aseguran que existe una relación entre la autoestima y la sexualidad. Las personas acomplejadas e insatisfechas con su imagen corporal sienten cierta incomodidad con su pareja en el contexto sexual. Esta situación puede reducir el disfrute sexual y el desempeño, evitando los encuentros sexuales con su pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: