Furgonetas con cesta elevadora: ¿merece la pena la inversión?

Furgonetas con cesta elevadora: ¿merece la pena la inversión?

Incorporar una cesta elevadora en una furgoneta puede ser considerado una inversión o un gasto superfluo e innecesario. Y es que las furgonetas con cesta elevadora no son precisamente baratas, sino todo lo contrario.

Conozcamos qué tipos de cestas elevadoras podemos acoplar a una furgoneta y la conveniencia de realizar o no la inversión, así como la alternativa más factible cuando únicamente precisaremos de la cesta en momentos puntuales.

Tipos de cestas elevadoras para furgonetas

Aunque existen múltiples modalidades de cestas elevadoras para furgones, estos son los tipos de cestas estandarizadas que podemos encontrar en el mercado:

Cestas personales

Se utilizan para elevar a uno o dos operarios, junto con la herramienta ligera indispensable para realizar el trabajo requerido: cambios de luminarias, reparaciones del tendido eléctrico, podas de arbolado, etc.

Cestas multifunción

Disponen de mayor superficie útil y capacidad de carga, por lo que pueden elevar a varias personas y maquinaria de considerable peso. Algunas admiten funciones complementarias, como su conversión en grúas elevadoras.

Cestas con brazos de gran longitud

Las cestas elevadoras montadas sobre una furgoneta permiten alcanzar, sin dificultad, alturas de hasta 12 metros.

Pero puede ser que precisemos trabajar a más altura. Para operar en alturas superiores a los 12 metros, utilizaremos cestas elevadoras de gran longitud. A fin de garantizar la seguridad operativa, este tipo de cestas han de montarse no sobre furgonetas, sino sobre camiones.

Adicionalmente, pueden instalarse cestas de diseños y prestaciones personalizadas, fabricadas según las necesidades específicas del trabajo en altura a realizar.

¿Cuál es la inversión necesaria para instalar en una furgoneta la cesta elevadora?

Aunque la cesta sea solo personal y no precisemos de un gran alcance en altura, el coste de la instalación, como mínimo, igualará al de la furgoneta.

Y si hablamos de cestas elevadoras de alta capacidad o gran altura, no dudemos de que nos costará bastante más instalar este elemento que la adquisición de la propia furgoneta.

Una alternativa es acudir al mercado de ocasión. Sin embargo, las furgonetas con equipos especiales no se deprecian tanto como las convencionales, ya que, entre otras cosas, suelen rodar muchos menos kilómetros y, por su alto coste, se vigila más su mantenimiento.

Por tanto, aunque recurramos al mercado de segunda mano, preparémonos para realizar una cuantiosa inversión. Si nuestra actividad principal es la realización de trabajos en altura, no tendremos problemas para amortizar el coste.

Pero si solo vamos a usar la furgoneta con cesta elevadora en ocasiones puntuales, tendremos que hilar fino y hacer nuestros números, a fin de asegurarnos de que la inversión merece realmente la pena.

El alquiler: la alternativa fácil y rentable

Pero la buena noticia es que existen empresas especializadas en el alquiler de furgonetas y camiones con cesta elevadora.

Es el caso de Alcuve, una firma que dispone de una amplia gama de vehículos equipados con cesta elevadora y de varios tipos de maquinaria móvil especializada.

Conque, si no estás seguro de que adquirir una furgoneta de estas características sea una inversión amortizable, entra en el portal web de Alcuve y descubre todas las opciones de las que dispones para realizar tus trabajos en altura, sin necesidad de realizar grandes desembolsos económicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: