Mejores parques para pasar un buen rato en Buenos Aires

Mejores parques para pasar un buen rato en Buenos Aires

Buenos Aires es una de esas capitales del mundo que encanta por su arquitectura. No queda duda de la influencia francesa y española en sus calles; es una ciudad amable, que no te agobia con grandes parcelas de concreto, sino que cuenta con enormes parques que son su pulmón y están por todos lados, accesibles para quien desee visitarles.

Si algo tiene a favor la capital de Argentina, es que hay mucho entretenimiento al aire libre y gratuito. Sus parques y plazas son evidencia de esto, pues forman parte del estilo de vida del porteño, quien se define por la cultura del picnic y los mates sobre el pasto en cualquier época del año. La mayoría tiene ciclovías, y estaciones de bicis gratuitas instaladas a lo largo de la ciudad.

Uno de los mejores tours gratis en Buenos Aires se pueden armar alrededor de sus parques, que no son pocos. Se estima que hay alrededor de 43 instalaciones arbóreas abiertas al público de manera gratuita.

Aquí te dejaremos una lista de los mejores parques para visitar en Buenos Aires.

Bosques de Palermo

En el corazón de Palermo, uno de los barrios más hermosos del mundo, se encuentra el Parque 3 de Febrero, popularmente conocido como los Bosques de Palermo. Y se llama así, precisamente, porque parece un bosque. Es hermoso, lleno de árboles de toda clase para dar sombra y un pasto siempre verde, en cualquier época del año.

Bosques de Palermo

Es una de las zonas verdes más grandes y populares de la ciudad. A diario se puede ver a grupos de chicos, jóvenes y adultos disfrutando de sus espacios, acostados sobre el pasto o simplemente dando una caminata. En el medio tiene un lago donde se pueden hacer paseos en pequeños botes de pedal; también posee una oferta gastronómica súper variada.

El acceso al parque es totalmente gratuito, tiene una ciclovía por si quieres ir en bici y también tiene estacionamiento. En el medio de los bosques se ubica el Rosedal de Palermo, al cual —de igual manera— se accede gratuitamente; allí podrás observar las variedades de rosas más extrañas y cautivadores.

Parque Centenario

Ubicado en el barrio de Caballito, es uno de los pulmones verdes de la ciudad. Fue fundado en 1909 y desde entonces recibe a diario a locales y turistas para disfrutar de la magia de sus espacios. Cuenta con amplias áreas verdes y asientos —por si quieres sentarte a contemplar—, y además tiene una laguna en medio, alrededor de la cual hay fuentes muy atractivas y algunas especies de la fauna local, entre los que destacan los patos, a los que se puede alimentar.

Parque Centenario

En sus entornos tiene varios parques infantiles, adecuados a las diferentes edades, hay una calesita (carrusel) y en la entrada te encuentras con una extensa venta de libros por si olvidaste uno para sentarte a leer. Al lado del parque se ubica el Museo Argentino de Ciencias Naturales, donde se halla una increíble muestra paleontológica.

Reserva ecológica Costanera Sur

Ubicada en el barrio más moderno de Buenos Aires, Puerto Madero, se encuentra la que se considera la más grande reserva natural de la ciudad. Con más de 360 hectáreas, la Costanera Sur bordea el río de la plata y ofrece mucho oxígeno a la capital porteña. Se hacen recorridos a pie, o en bici y seguro podrás encontrarte con fauna autóctona.

Reserva ecológica Costanera Sur

La reserva ecológica es una de las mejores alternativas para escapar del ruido de la ciudad sin tener que viajar muy lejos. El lugar, prácticamente, está en pleno centro de Buenos Aires. Si bajas por sus senderos, llegarás hasta la orilla del río de La Plata y podrás disfrutar de un momento muy relajante.

Jardín Botánico

También en Palermo queda este jardín, el cual tiene unos 118 años de historia. Sus coordenadas lo sitúan en pleno centro de la ciudad, y sirve de escape para zambullirse en un entorno idílico, fresco y que parece sacado de alguna película romántica. Existen más de 1500 especies vegetales que se pueden observar aquí.

Jardín Botánico

Tiene tres jardines con diseños específicos: uno romano, uno oriental y uno francés. Además, cuenta con un invernadero Art Nouveau. Es todo como un sueño; su jardín de mariposas contiene unas 25 especies libres, y el Castillo de Chocolate es la sede donde se administra el parque, muy hermosa de admirar, por cierto. También cuenta con una biblioteca para los interesados en adentrarse en la botánica.

Parque de los Niños 

Al norte de la ciudad en Vicente López se encuentra el Parque de los Niños, ideal para ir en verano porque tiene una vista perfecta al río de La Plata. Cuenta con sombrillas para tomar el sol, aunque no está permitido bañarse. Es muy fresco, pues el estar tan cercano al río le permite que haya mucho viento durante todo el año.

Parque de los Niños

Posee bicisendas por si deseas ir a pedalear un rato, parque para niños, mesitas de picnic y un arenero para los más chiquitos. Durante el verano el parque se transforma en una playa artificial acondicionada por la ciudad, la cual sirve de espacio divertido para toda la familia.

Parque Las Heras

En la frontera de los barrios Recoleta y Palermo, en la avenida Santa Fe, se encuentra el Parque Las Heras. Este es un espacio verde muy especial para los más citadinos. Es una plaza inmensa, con áreas para todas las edades, zonas verdes para recostarse, hacer picnic y compartir mates. En verano es común ver a las argentinas tomando el sol en bikini en plena plaza.

Parque Las Heras

Cuenta con parque infantil para los más chiquitos, muchos árboles grandes que dan enorme sombra, calesita (carrusel) y en la parte trasera hay canchas de tenis, otra de fútbol y una estación de bicicletas de la ciudad. También hay espacios para jugar pingpong, voleibol y una pista para los patinadores.

Parque Lezama

Entre San Telmo y La Boca se encuentra uno de los parques más antiguos de la ciudad de Buenos Aires. Parque Lezama es un espacio verde hermoso, a donde van muchas personas a diario a hacer picnic y tomar mates. Hay parque para niños, y en sus alrededores hallarás lugares que valen mucho la pena visitar, como los cafés históricos: Bar Británico y el Hipopótamo.

Parque Lezama

Su topografía es súper interesante, porque está construido sobre pequeñas montañitas. Los fines de semana tiene una feria popular en la que se puede encontrar de todo y con muy buenos precios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: