Las mejores pistas de esquí de España

Las mejores pistas de esquí de España

España es uno de los mejores lugares del mundo para esquiar. Nuestro país puede presumir de contar con una gran variedad de estaciones y pistas de esquí de primer nivel y adaptadas a todo tipo de esquiadores y snowboarders. A continuación, mostramos las mejores pistas de esquí para disfrutar de unos días llenos de deporte y diversión en contacto con la naturaleza.

Pista Olímpica de Sierra Nevada

La estación de Sierra Nevada se encuentra situada en la Comunidad Autónoma de Andalucía, concretamente en la provincia de Granada. Se trata de la estación de esquí más meridional de Europa y la de mayor actitud de España (3.300 metros). Cuenta con 110,4 kilómetros esquiables distribuidos en 131 pistas (19 verdes, 45 azules, 53 rojas y 7 negras) para todos los niveles y con el mayor desnivel esquiable del país (1.200m). La pista Olímpica es de las más emblemáticas de la estación granadina. Esta pista roja (para esquiadores o snowboarders de nivel medio-alto) permite a los esquiadores disfrutar de las vistas al mar Mediterráneo mientras se dirige al valle de la Laguna de las Yeguas, uno de los grandes paraísos de Sierra Nevada, con un recorrido de 3,5 km. Ahora, los esquiadores pueden disfrutar de ofertas en Sierra Nevada con Esquiades.com, agencia de viajes especializada en el turismo de esquí.

Pista de Vista Aran Collibros en Boí Taüll

Reconocida como la mejor estación de esquí de España en la última edición de los prestigiosos premios World Ski Awards, que galardonan las mejores estaciones de esquí del mundo, Boí Taüll es un auténtico paraíso para los esquiadores. Situada en el Pirineo de Lleida, en la cabecera de la Vall de Mulleres, la estación catalana ofrece a los esquiadores todo lo necesario para disfrutar de la nieve al máximo nivel. Con las cotas más altas del Pirineo (2.020metros de cota mínima), cuenta con 45 kilómetros esquiables distribuidos en 43 pistas (6 verdes, 3 azules, 20 rojas y 14 negras). Una de las pistas más destacadas de Boí Taüll es la pista roja de Vista Aran Collibros. Como su nombre indica, esta emblemática pista ofrece a los esquiadores una vista magnífica de las zonas altas del Valle de Arán y del Pirineo.

Pista Argulls de Baqueira-Beret

Baqueira-Beret es considerada una de las mejores y más completas estaciones de esquí de España. Situada en el Valle de Arán, en Lleida, la estación catalana cuenta con el mayor dominio esquiable del país, con un total de 161 kilómetros esquiables distribuidos en 100 pistas (6 verdes, 40 azules, 38 rojas y 16 negras). Argulls es una de las pistas imprescindibles para los esquiadores. Ubicada en la zona que más nieve recibe a lo largo de la temporada, debido a su orientación que la hace receptiva a los frentes del norte y del atlántico, esta pista azul permite disfrutar de uno de los sectores más tranquilos de la estación aranesa. Este es uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de reservar en Esquiades para conocer las pistas de Baqueira-Beret.

Pista de 9 kilómetros de Cerler

Situada en el municipio de Benasque, en el corazón del Pirineo aragonés, la estación de esquí de Cerler presenta uno de los mayores desniveles esquiables de toda la cordillera, que oscila entre los 1.500 metros y los 2.630 metros de actitud de la punta del Pico Gallinero. Cuenta con un dominio esquiable de 77 kilómetros repartido en 68 pistas de esquí (10 verdes, 18 azules, 25 rojas y 14 negras). Entre ellas sobresale la pista de 9 kilómetros, el descenso esquiable más largo de España. Esta pista azul arranca en el Pico Gallinero, la parte más alta de la estación, a 2.630 m, y termina en Cerler, a 1.500 m. Un recorrido apto para esquiadores de nivel medio que muestra algunas de las pistas más emblemáticas de la estación oscense, así como bosques y caminos serpenteantes, y pone a prueba la resistencia de los amantes de la nieve.

Pista El Bosque de Formigal

Formigal es la otra gran estación del Pirineo aragonés. Situada en el municipio de Sallent de Gállego, en el Alto Gállego (Huesca), esta estación de esquí tiene un dominio de 180 kilómetros esquiables repartidos en 141 pistas (12 verdes, 35 azules, 51 rojas y 43 negras). En uno de los extremos de la estación oscense, partiendo de Sextas, los esquiadores pueden disfrutar de la pista El Bosque. Un lugar especial con un entorno paisajístico único, atravesando un bosque a 1.800 metros de altitud, donde la tranquilidad y el silencia se mezclan con las caras de felicidad de los amantes de la nieve. Esta pista roja (nivel intermedio y difícil) ofrece a los esquiadores un descenso mágico en el que podrán ver la recreación de un poblado indio, un punto de restauración que sumerge a los visitantes en el ambiente de los indios Tomah.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: