MUST en relojes de mujer

MUST en relojes de mujer

En numerosas ocasiones, una mujer estilosa se reconoce no tanto por la ropa que luce, como por los complementos que elige. Por ello, los relojes tienen un papel fundamental en el look de toda mujer que desee vestir con elegancia.

Además de esto, hay relojes que, por sus características, pueden acaparar todo el protagonismo en el outfit escogido. Y ese es el caso de los relojes de Rolex, que se convierten en un artículo necesario en el joyero de toda mujer que se considere coleccionista de relojes exclusivos.

Rolex, la marca de relojes para mujer que supone un salto de nivel

Tener un Rolex es tener un tesoro, literalmente. Cada vez que se acerca el lanzamiento de una nueva colección, las seguidoras de la firma suiza esperan la salida al mercado de modelos que por un lado aporten aires nuevos a los anteriores, y por otro, una vez más, deleiten con las características de aquellos Rolex que se han convertido ya en todo un clásico.

Pero también es una realidad que un Rolex es más que un reloj, una auténtica joya. Y que como tales, estos relojes son piezas codiciadas incluso con el paso de los años. De ahí que existan tiendas que venden los Rolex mas femeninos que han salido al mercado a lo largo de los últimos tiempos, con unas excelentes características de conservación, y con precios de lo más interesantes.

Así por ejemplo, existe la posibilidad de comprar un Rolex Datejust 68278 de finales de la década de los ochenta en un estado realmente bueno, incluso con su caja incluida, y con un precio de poco más de 10.000 euros. También es posible comprar un espectacular Rolex Pearlmaster 80318 con apenas unos años, por menos de 14.000 euros y con documentación.

Teniendo en cuenta los precios que alcanzan los Rolex de primera marca, los anteriores pueden ser considerados sin duda auténticas gangas. Para ilustrar esto con un ejemplo, un Day-Date 40, Oyster, de 40 milímetros y en oro blanco, puede alcanzar un coste de casi 38.000 euros.

Es curioso el caso del modelo Pearlmaster 39, Oyster, de 39 milímetros y realizado en oro blanco y diamantes, ya que su precio varía según la demanda. En efecto es así, puesto que los precios que se muestran en estos relojes son solo un precio minorista sugerido por la propia firma, incluyendo el IVA. No obstante, aquellos irán en función de las fluctuaciones que presente el mercado, y Rolex se reserva el derecho a modificar en cualquier momento los precios y modelos que muestra su sitio web.

Sin embargo, las seguidoras incondicionales de Rolex aguardan con expectación también las novedades relojes 2021. Y como era de esperar, la firma ha conseguido estar a la altura de lo que se esperaba. Así lo ha demostrado este año con el lanzamiento del Rolex Explorer I, que cuenta con nueva caja, calibre y army. Se trata pues de un modelo nuevo, pero que conserva todas las excelentes características de la versión de 2020.

Las incondicionales sí sabrán detectar las diferencias entre el reloj nuevo y el anterior. El nuevo Rolex, en color negro, cuenta con unas agujas con un efecto ghost que dan un toque renovado al modelo anterior. Junto a esta novedad se encuentra también el nuevo Rolex Explorer II, una versión en acero y oro amarillo del ya conocido modelo, y con una medida de 36 milímetros.

Los materiales de Rolex, clave en su categoría

Si los relojes de Rolex son un producto exclusivo, se debe en gran medida a los materiales empleados en su fabricación. Ejemplo de ello es que esta casa utiliza un acero con nombre propio, Oystersteel, perteneciente a los aceros 904L. Se trata de unas superaleaciones que se usan sobre todo en el ámbito aeroespacial y en la alta tecnología. Rolex trabaja con ellas desde mediados de los ochenta en las cajas de sus relojes de acero, así como en sus componentes y brazaletes.

Respecto al oro que utiliza en la fabricación de sus artículos, Rolex dispone también de su propia fundición, con la que crea desde el principio las variedades habituales (el blanco y el amarillo), y también sus propias aleaciones (Rolesor y Everose). Este material es fusionado con otros metales a una temperatura de 1.000 ºC, siguiendo fórmulas secretas.

En el caso del platino, en Rolex utilizan una variedad con un 950 por mil de este material, y suelen añadirle rutenio. Esta firma emplea el platino en varios de sus buques insignia, como el Day-Date y para el Yacht-Master en su versión Rolesium.

Rolex, un proceso de fabricación propio de principio a fin

Otra de las características de Rolex que la convierten en una marca de lujo es que esta casa fabrica todos los componentes principales de sus relojes, y controla su producción desde el primer hasta el último momento. Es decir, desde la aleación manual de cada elemento de movimiento, la esfera, el brazalete y la caja. Y ello sin olvidar la creación de todas sus piezas y su acabado.

Por todo lo aquí visto, toda mujer que coleccione relojes de firma debería considerar la posibilidad de adquirir un Rolex. Además, como se ha comentado en este artículo, existe la opción de comprar un modelo de segunda mano que no solo haya resistido a la perfección al transcurso del tiempo, sino que con el mismo se haya convertido en todo un icono de esta casa suiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: