Préstamos con ASNEF: cómo solicitarlos y sus ventajas

Préstamos con ASNEF: cómo solicitarlos y sus ventajas

Es un método de financiación rápido y seguro, que suelen solicitar tanto empresas como particulares para conseguir un dinero extra, con el objetivo de hacer frente a cualquier imprevisto, sin necesidad de realizar un trámite burocrático complejo y para el que apenas piden requisitos.

Hay momentos en los que, se suceden situaciones para las que se necesita una cantidad de dinero extra, para poder hacer frente cómodamente a esos pagos que han venido sin avisar. Esto ocurre tanto en empresas como con particulares y, para poder conseguir una financiación rápida y segura, las personas suelen decantarse por pedir créditos online. 

Lo cierto es que antaño, cuando se necesitaba un préstamo, lo habitual era acudir a los bancos, sin embargo, estas entidades cada vez lo ponen más difícil para otorgar un minicrédito de este tipo, y es por ello que la mejor alternativa es acudir a entidades financieras que proporcionan este servicio de manera segura.

Conseguir un prestamo ASNEF no es una tarea demasiado complicada, si bien es cierto, no hay que olvidar que encontrarse en la lista de ASNEF puede conllevar algunos problemas. Sin embargo, si se elige la entidad financiera adecuada, es muy probable que se pueda contar con este crédito urgente rápidamente.

Cabe recordar que ASNEF es la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, que suele elaborar una lista con aquellas personas y empresas que cuentan con alguna deuda. Precisamente, encontrarse en esta lista puede acarrear algún problema a la hora de solicitar un préstamo de este tipo, aunque son muchas las entidades que ofrecen la posibilidad de contratar un crédito online.

¿Cómo son estos créditos?

Los préstamos con ASNEF son créditos urgentes que se otorgan a aquellas personas que solicitan una cantidad de dinero determinada, para hacer frente a situaciones que han surgido de un día para otro. Habitualmente, las cantidades que ofrecen estos créditos no son muy elevadas, teniendo en cuenta que, encontrarse en este tipo de listados significa tener alguna deuda, por mínima que sea. 

Aunque las cantidades finales dependen de la entidad financiera que se haya elegido, habitualmente se puede pedir un préstamo online a partir de los 50 euros y hasta los 600, aunque esta cantidad puede aumentar según las características y necesidades del cliente. Lo que sí es cierto que, en el caso de estar en ASNEF, una entidad no otorgará un préstamo fácil si se tiene una deuda que supere los 1.000 euros. 

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Habitualmente, para solicitar un crédito online no suelen pedir demasiados requisitos, puesto que se trata de préstamos rápidos que se van a devolver en un corto periodo de tiempo. En este sentido, una de las condiciones más importantes es no tener deudas con alguna entidad bancaria.

Préstamos ASNEF

Otro de los requisitos fundamentales es la edad del solicitante, siendo obligatorio tener más 18 años. 

Además de estos requisitos, existen otros que se deben cumplir, de esta manera, las entidades piden que se demuestre que el solicitante cuente con una fuente de ingresos regular, también que sea residente en España, presentando para ello el DNI y ser titular de una cuenta bancaria. 

De igual modo, es importante aportar un número de teléfono móvil que esté activo, para que pueda haber una vía de contacto rápida y cómoda. 

¿Cuáles son sus ventajas?

Los préstamos rápidos ofrecen muchas ventajas con respecto a otro tipo de créditos, siendo una de las principales, la inmediatez. Al pedir un crédito urgente se puede conseguir dinero en apenas 24 horas, solicitando las cantidades que se necesiten sin ningún problema, teniendo en cuenta los límites establecidos. 

Por otro lado, hay que destacar el ahorro en el procedimiento, debido a que estos trámites se suelen realizar de manera online, por lo que son prácticamente inmediatos, muy rápidos, gracias a las plataformas electrónicas que están habilitadas para ello. 

También hay que hablar de la flexibilidad, ya que las entidades financieras que otorgan estos créditos urgentes ofrecen diferentes posibilidades de pago, pudiendo elegir el propio cliente, las mensualidades que más le convengan.

Finalmente, hay que destacar la comodidad y la transparencia. Solicitar estos préstamos es muy sencillo, teniendo la posibilidad de pedir un crédito desde Internet sin tener que moverse de casa o acudir a una oficina. Y además, todas las operaciones que se realizan de forma online son totalmente transparentes, garantizando así una mayor seguridad a los clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: