Productos eficientes para proteger contra el fuego en un edificio

Productos eficientes para proteger contra el fuego en un edificio

El fuego es uno de los elementos más devastadores, capaz de reducir a cenizas todo lo que encuentra a su paso. Existen muchas posibles soluciones para prevenirlo… pero cuando toda técnica de prevención falla, hay que aplicar alternativas para evitar que pueda avanzar, y esto es precisamente de lo que vamos a hablar en el artículo.

El poder de las pinturas intumescentes como protección de la estructura ante el fuego

Fuego

La pintura intumescente entra dentro de lo que se denomina como Protección contra incendios PCI. Es un tipo de pintura muy utilizado en diferentes ambientes; sobre todo, en el ámbito industrial.

Es un método de protección pasiva: esto quiere decir que no ayuda a que el incendio se extinga (para ello, se tendrían que usar otros medios), pero sí que contribuyen a minimizar el daño de los mismos. En el momento en el que el fuego entra en contacto con ellos, la pintura se irá deshaciendo y se carbonizará, hasta el punto de crear como una especie de gran barrera que evitará que el fuego pueda seguir con su avance. Esta barrera permite proteger lo más más importante, que es la estructura.

Si la estructura se mantiene en buen estado, no habrá riesgo de derrumbe y se reducirán al mismo tiempo los daños materiales.

Se calcula que si las estructuras de los edificios sobrepasan los 500ºC es cuando vendrán los problemas. Pocos materiales pueden aguantar temperaturas tan elevadas, así que empezarán a derretirse.

Hay que tener en cuenta que las pinturas intumescentes no protegen indefinidamente, pero si que dan más tiempo para que se pueda actuar contra el fuego.

Ejemplo: en condiciones normales, el metal que suele dar forma a la estructura tardaría unos 5 minutos en llegar a la temperatura de 500ºC. Si este material tuviese un recubrimiento de pintura intumescente, el tiempo de resistencia podría incrementarse hasta los 90 minutos. Ese tiempo puede resultar clave para concluir con éxito el protocolo de evacuación y para que los bomberos hayan llegado y estén trabajando.

Ignifugar vigas de hierro: un servicio que podría salvar muchas vidas

Ignifugar vigas de hierro no es un capricho que se pueda elegir o no a la hora de elevar la protección de un edificio. Lo cierto es que la normativa vigente (Edificación e Industria) exige que las estructuras puedan responder en cierta medida ante un incendio.

Existen determinadas formas de ignifugar vigas de hierro: bien con las pinturas intumescentes ya descritas, con placas de yeso laminado, placas de silicato cálcico o paneles de lana de roca.

Es crucial que este tipo de trabajo lo lleve a cabo una empresa especializada, con experiencia y con amplio conocimiento de lo que está haciendo. Y es que es imperativo que se conozca el comportamiento de cada material ante el fuego, y se adapte según las necesidades del particular, profesional o empresario.

Ante un incendio no te la juegues: con las fórmulas de protección ante incendios ya descritas podemos salvar la estructura del edificio, bienes materiales y, sobre todo, muchas vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: