Qué es y para qué sirve la nanotecnología

Qué es y para qué sirve la nanotecnología

Uno de los conceptos que más han estado en boga en los últimos años es el de la nanotecnología. La razón de ello es que, para muchos estudiosos y conocedores de la ciencia, esta disciplina puede significar un nuevo avance en diversas áreas: medicina, biología, construcción, electrónica, entre otras.

Esta posibilidad ha sido debatida desde diversos ámbitos. La nanotecnología se presenta como uno de los futuros de la ciencia, pero a pesar de todo existen opiniones contrarias a ella, debido a que, para sus detractores, esta trae consigo las mismas consecuencias de otros avances alcanzados.

Sin embargo, tanto su significado como su utilización no están del todo claros. Hoy queremos explicarte qué es la nanotecnología y cómo podría servir en un futuro cercano. ¡Empecemos!

La escala nanométrica

Antes de establecer un concepto de nanotecnología es importante señalar a qué nos referimos cuando hablamos de la escala nanométrica, nanómetro, o simplemente “nano”. Un nanómetro es una de las medidas utilizadas en el Sistema Internacional de Unidades, al igual que el centímetro, metro o kilómetro. Sin embargo, el nanómetro es algo muchísimo más pequeño. El prefijo nano significa “enano”, proveniente del griego.

Esta unidad corresponde a una mil millonésima parte de un metro. Su valor es principalmente utilizado para medidas muy pequeñas, como lo tamaños de ciertos órganos de las células o los diámetros de átomos. Desde el surgimiento de la nanotecnología, el nano ha cobrado mayor reconocimiento. Todo lo que se realiza en esta disciplina se expresa en dichas unidades.

¿Qué se entiende por nanotecnología?

La nanotecnología hace referencia a una serie de procesos a microescala. Estos pueden incluir el manejo de materiales moleculares o atómicos para así crear estructuras, elaborar máquinas, crear nuevos compuestos, entre otros. Como tal, la nanotecnología puede abarcar a cualquier disciplina, siempre y cuando los procesos se hagan en una escala que va desde 1 a 1000 nanómetros. Las posibilidades que se abren son casi infinitas, ya que a ese tamaño se puede modificar átomos o moléculas, alterando la totalidad de cualquier objeto o ser vivo.

La aplicación de la nanotecnología supone, además, una mayor precisión en los resultados obtenidos. De hecho, la mayoría de los logros alcanzados son producto de la unión de varias disciplinas. Su estudio viene realizándose desde los años 80 del siglo pasado, generando muchas investigaciones.Países como Japón, Estados Unidos e incluso varios miembros de la Unión Europea han destinado grandes inversiones para seguir propiciando nuevos descubrimientos en la nanotecnología.

Usos de la nanotecnología

Debido a que abarca muchos campos, la nanotecnología ha tiene aplicaciones en investigaciones de diferentes disciplinas. Los más comunes son:

Medicina

La medicina es probablemente uno de los campos en los que se han desarrollado más investigaciones con nanotecnología. Actualmente existen aplicaciones que van desde terapias para Alzheimer, cáncer o VIH. Por otra parte, diversas estructuras se han desarrollado para ser ingresadas en el organismo mediante inyecciones.

Estas navegan por el torrente sanguíneo y ayudan a aliviar dolores o procesar fármacos que de manera habitual sería imposible que se lograse.

Fármacos

Es un aspecto muy ligado al anterior. El desarrollo de fármacos para diversos tratamientos en enfermedades crónicas no ha tenido éxito. Sin embargo, con la nanotecnología se ha logrado tratamientos exitosos.

Alimentos

Ciertos dispositivos diseñados con nanotecnología han ayudado a verificar la calidad de los alimentos, permitiendo conocer su estado de caducidad o el deterioro producido por patógenos o bacterias. También se han creados métodos de envasado mucho más efectivos que aquellos hechos con material biodegradable.

Creación de nuevos materiales

Tanto a nivel textil como en el caso de la construcción, la nanotecnología ha ayudado a crear materiales más resistentes, fáciles de limpiar (o que evitan ensuciarse), ligeros, autorreparables y que perduran más en el tiempo.

Agricultura y ganadería

Los avances en este campo incluyen productos de detección de plagas, así como fertilizantes o elementos que ayuden a cuidar y mantener la calidad de suelos y, con ello, los alimentos que se obtienen de ellos. En el caso de la ganadería, los productos elaborados ayudan a combatir enfermedades gracia a la aplicación de vacunas.

Electrónica

La elaboración de sistemas electrónicos con nanopartes también ha sido un éxito. Se crean productos que mejoran la calidad de los dispositivos, haciéndolos más veloces y resistentes. Esto abarca circuitos, cableados, pantallas almacenamiento y más.

Cosmético

Se han desarrollado cremas y productos cosméticos que, con nanopartículas, ayudan al rejuvenecimiento de la piel y cuidado de otros órganos. Son mucho más efectivos y rápidos al actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: