Qué ver y hacer en Salzburgo en dos días

Qué ver y hacer en Salzburgo en dos días

Conocida principalmente por ser la ciudad que vio nacer a Mozart, Salzburgo es uno de los destinos turísticos más emblemáticos de toda Austria. Cuenta con una cultura que le permite al visitante explorar y conocer sitios de interés, además de que es una referencia en cuanto a arquitectura.

Salzburgo es actualmente la cuarta ciudad más importante en su país. Limita con Alemania y todo en ella irradia historia, arte y elegancia. Su centro fue declarado Patrimonio de la Humanidad gracias a la Unesco. Además, es el lugar ideal para los amantes del chocolate: aquí se preparan los famosos bombones de Mozart.

Cuando se está de gira por Europa y se desea conocer esta ciudad, es importante fijar una agenda para aprovechar el tiempo al máximo y así llevarse los mejores recuerdos. Por este motivo hoy hemos elaborado un plan sobre lo que se puede ver y hacer en Salzburgo durante dos días de visita.

Primer día en
Salzburgo: el centro y los sitios históricos

La mayoría de los turistas que visitan Salzburgo por primera vez optan por lo que consideran lo más cercano e importante: el centro de la ciudad. Y es que Aldstadt, el nombre que recibe este sector, es uno de los más emblemáticos.

Posee callejuelas con un estilo único. Además, si se camina un poco es posible llegar a la calle Getreidegasse. En ella se encuentra la casa en la cual Wolfgang Amadeus Mozart nació y mantuvo su residencia hasta que cumplió los 17.

La catedral de la ciudad, también llamada Salzburger Dom, es otro lugar de interés. A esto pueden sumarse el Alter Markt o la Residenzplatz.

En cada uno de estos destinos  el turista se topa con una arquitectura de primera, muy parecida a las utilizadas en las iglesias que, vale la pena destacar, en Salzburgo abundan.

El orden de visita puede variar. En todo caso, al tratarse del primer día, siempre es recomendable dejar una de las principales maravillas hacia el final: la fortaleza de Hohensalzburg. Esta estructura tiene una excelente vista de la ciudad y, si se decide ingresar, también existen numerosos pasillos y salones de gran belleza.

Descanso y merienda

Claro que no todo puede ser visita o caminatas. En Salzburgo es posible encontrar cafeterías muy hermosas, con platillos exquisitos.

La recomendación en estos casos es pedir algún chocolate, sin importar su presentación. No se debe olvidar la tradición austriaca sobre este postre, por lo cual una visita a Salzburgo es la mejor excusa para probarlos.

Cierre de la noche

El primer día puede finalizar con la visita a lugares no tan famosos de la ciudad, pero que sin duda valen la pena ser conocidos.

Por ejemplo, pocos saben que en Salzburgo hay un Museo de Arte Moderno, el cual siempre tiene exposiciones de gran interés. Asimismo, también está el Museo Panorama y el Museo de Ciencia.

Cada recorrido será tranquilo y así se repondrán fuerzas para el próximo día.

Segundo día en
Salzburgo: los alrededores de Salzburgo

Salzburgo es de las pocas ciudades que poseen sitios de interés tanto fuera como dentro de sus límites.

Por ejemplo, existe la posibilidad de subir en teleférico hacia los montes cercanos, como el Untersberg. También hay panoramas menos exigentes y de una belleza increíble como el caso de las minas de sal de la ciudad, las cuales dan origen a su nombre. Asimismo, pueden visitarse los lagos Salzkammergut.

Pero si existe algo que debe ser una parada obligatoria para todos los que desean conocer Salzburgo es, sin duda, el palacio Hellbrunn. Esta maravilla arquitectónica cuenta con lo que ha sido denominado como los juegos de agua. Su arquitecto, Santino Solari, agregó una serie de estanques, fuentes, grutas y jardines que llaman la atención.

Al caminar por el palacio aparecen chorros de agua inesperados que mojan a los visitantes. Es un lugar ideal para ir con los niños. Sin embargo, dentro del interior de la construcción también hay sitios muy hermosos, como las habitaciones y salones destinados a príncipes.

Este castillo data del siglo XVII y es un lugar único en el mundo.

La última noche

Para finalizar dos días de magníficos recorridos por Salzburgo, y aprovechando antes de que caiga la noche, siempre se recomienda visitar el hangar 7, en el cual hay una colección de monoplazas de la Fórmula 1, aviones y mucho más.

Por último, la ciudad siempre ofrece conciertos de música clásica y, si no se es fanático de este género, entonces se pueden optar por cualquier teatro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: