La tecnología solar: cada día más aplicaciones

La tecnología solar: cada día más aplicaciones

Hoy en día, los paneles solares fotovoltaicos tienen muchísimos usos y aplicaciones que desconocemos, tanto en los hogares como en la industria. Esto se debe, en parte, a que la transición energética está fomentando el uso de alternativas a las energías tradicionales para reducir la huella de carbono. A continuación, abordaremos algunos de los usos de los paneles solares fotovoltaicos.

Calentamiento de agua y calefacción

La energía solar tiene un gran número de aplicaciones en la vivienda, que van más allá de su uso para la iluminación. En este sentido, la utilización de placas fotovoltaicas para el calentamiento del agua y la calefacción es cada día más común. De este modo, gracias a la radiación solar captada por los paneles lograremos mantener nuestra casa a una temperatura agradable y contar siempre con agua caliente.

Piscinas

El autoconsumo solar, así cómo explica Otovo, para mantener la piscina climatizada nos permitirá ahorrar una cantidad considerable de electricidad. De este modo, gracias a las placas solares, podremos aprovechar la radiación del sol y calentar el agua, al tiempo que aplicamos una alternativa mucho más ecológica y beneficiosa para el medio ambiente.

Coches eléctricos

Con el objetivo de disminuir la dependencia de la batería de los coches eléctricos, se están empezando a instalar al techo de estos vehículos placas solares, cuya energía se va almacenado en la batería o directamente en el motor. Además, debido al reducido grosor de estas placas, de apenas 0,03 milímetros, estas se pueden instalar en otras partes del automóvil como el capó, manteniendo así la estética y reduciendo el riesgo de posibles golpes.

Alumbrado público

Cada vez son más las localidades españolas que están comenzando a utilizar la energía solar para el alumbrado público. En estos casos, la luz se genera a partir de unos dispositivos conocidos como luminarias; unos aparatos de iluminación conformados por una lámpara LED, un panel solar y una batería recargable. De esta forma, durante el día las luminarias se cargan de energía solar, que se gasta por la noche cuando las luces se encienden.

Riego

La instalación de placas solares para riego permite reducir el gasto energético de estos sistemas, que generalmente tienen un alto consumo energético. En este sentido, el funcionamiento del riego solar es prácticamente igual al de los sistemas convencionales, puesto que la única diferencia que existe radica en la energía que alimenta la bomba de riego.

Ascensores

La energía solar también se está comenzando a aplicar en los ascensores, lo que permite ahorrar hasta un 96% en la factura de la luz y reducir un 86% las emisiones. De hecho, el diseño de los últimos ascensores que funcionan con esta energía contempla una reducción del 100% de las emisiones.

Industria textil

La aplicación de la energía solar en la industria textil es muy innovadora, puesto que consiste en la integración de pequeñísimos paneles solares en el hilo que se utiliza para la fabricación de las prendas. De esta forma, estos mini paneles solares generarían energía mientras estamos en movimiento posibilitando, por ejemplo, la carga de nuestros teléfonos móviles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: