Métodos para proteger tu sitio web del plagio

Métodos para proteger tu sitio web del plagio

El aprovechamiento de la creatividad e iniciativa de otros está a la orden del día en internet, y por ello es necesario prepararse y no ser víctimas de la piratería online.

La página web de un emprendimiento o una empresa es su carné de identidad en el mundo digital. Por esta razón, bien vale la pena un esfuerzo adicional para protegerla de los ataques informáticos, o lo que es peor, del plagio de toda la propiedad intelectual del sitio.

Es por ello que en el desafío de cómo crear una página web profesional para posicionar una marca y atraer a más clientes con contenidos de calidad, hay que incorporar una adecuada estrategia para cuidar nuestro trabajo creativo ante la piratería.

Código fuente

El primer consejo es la inclusión de un script o alerta dentro de nuestro propio código de programación usado para el funcionamiento de la página.

Con este código especial, se activará una alerta en el navegador para quienes accedan al dominio del plagiador, en la cual se advierta que la información de dicho portal ha sido tomada sin permiso de otra fuente.

Si bien existen programas para eludir este truco, bien puede servir para disuadir a los piratas informáticos sin mucha experiencia y no afectar el posicionamiento de la marca.

Google, un gran aliado

El gigante de los motores de búsqueda también es un aliado para evitar el robo de la propiedad intelectual. Lo más usado es crear alertas con palabras o frases clave de nuestras publicaciones, para que se nos remitan correos electrónicos cada vez que se encuentren coincidencias en otras plataformas digitales.

La otra gran ayuda es la aplicación Google Search Console. El programa sirve para rastrear nuestra URL entre millones de páginas de internet y verificar si hay duplicidad de artículos y otros datos. La eficacia está garantizada para ubicar el rastro del delito y tomar acciones.

Registro

Previo a este paso, será de mucha utilidad que el impulsor del negocio virtual cumpla con el registro formal del dominio ante la entidad oficial de cada país o a través de un proveedor de alojamiento virtual (hosting).

Otros emprendedores también se valen de notarios para dejar constancia física y virtual del contenido de su plataforma en un tiempo determinado. Como a la fecha no existe un protocolo para ello, el usuario puede dejar todo tipo de evidencias para acreditar su creación. Esto será de mucha utilidad en un juicio de propiedad intelectual.

Licencias

De otro lado, existen plataformas digitales financiadas por fundaciones o empresas privadas especializadas en la emisión de licencias de copyright con validez en una gran cantidad de países.

Después del registro, esta es la forma más usada para el reconocimiento de la propiedad intelectual ante la ley y de los derechos conexos como la obligación de citar la fuente y pagar por el uso del producto informativo.

Gestor de contenidos

Por último, los emprendedores pueden utilizar gestores de contenidos como WordPress, Drupal, Grav entre otros, que a su vez incorporar plugins específicos para aminorar el riesgo del plagio.En ocasiones se les puede programar para desactivar la selección de caracteres y el botón derecho del mouse de un artículo o sección del sitio para evitar el famoso copia y pega de nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: