Qué ver y hacer en Venecia en 4 días

Qué ver y hacer en Venecia en 4 días

A Venecia se le conoce por sus paseos, sus canales y el canto de los gondoleros mientras reman. Esta ciudad, situada al norte del mar Adriático, es un destino turístico universal. Su arquitectura, la magnificencia de sus construcciones, museos, la belleza de sus puentes y el arte que se respira en sus calles la hacen única.

Es la capital de la provincia homónima. Debido a la riqueza de su centro histórico, el cual se ubica en la laguna de Venecia, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Canal de Venecia gondolas vaporettos

La forma de llegar a ella cruzando el Puente de la Libertad. Una vez dentro de ella solo es posible recorrerla mediante las góndolas, los vaporettos y a pie.

Al realizar un viaje a la Ciudad de los canales, es importante conocer los sitios más emblemáticos. Con una estancia de cuatro días, hemos preparado toda una agenda que vale la pena seguir.

Primer día

Lo primero que hay que saber de Venecia es que la enorme cantidad de puentes que posee se debe a que son 118 islas unidas entre sí. Esto hace que existan numerosos canales y lugares de gran interés.

En el primer día, tras llegar a la ciudad, lo importante es conocer los sitios más cercanos e importantes. El más recomendado, sin duda, es la Plaza San Marco. Allí hay lugar para encontrar varios sitios hermosos, como el caso de la Basílica de San Marco.

Plaza San Marcos en Venecia

También hay cafés cercanos para comer algo y, una vez se haya descansado un poco, puede caminarse hasta Campo Santa Margherita, una zona en la que suele haber muchas personas.

El día puede culminar en el Puente Rialto, debido a que hay muchos lugares para cenar y suelen concurrir muchos turistas que se hospedan en hoteles cercanos.

Segundo día

Desde temprano es importante iniciar un recorrido por los sitios cercanos. Uno de ellos puede ser La Basílica de Santa María della Salute, la cual tiene una vista maravillosa.

La Basílica de Santa María della Salute

Al salir de allí se puede tomar un vaporetto y así recorrer varios canales. Puede preguntarse por los destinos que queden de paso, pero una buena elección es Fondamenta della Misericordia, el barrio de Cannaregio o el Museo del Settencento.

Esta última construcción se encuentra ubicada dentro del palacio Ca’ Rezzonico. Seguramente en cada uno de estos sitios se irán las horas. Al final solo dará tiempo para regresar al hotel y estar listos para un nuevo día.

Tercer día

Un lugar al que se puede ir para iniciar el tercer día es la Basilica Santa María Gloriosa dei Frari. De ella queda muy cerca los museos Galleria Giorgio Franchetti alla Ca’ d’Or y Scuola Grande di San Rocco. Son sitios diseñados para los amantes del arte.

Y como en cada viaje, no todo puede tratarse de conocer sitios sin probar su comida típica, entonces vale la pena detenerse en cualquiera de los restaurantes de Dorsoduro.

Restaurantes en Venecia

La gastronomía en Venecia abarca platos que incluyen pescado, principalmente por su cercanía con el mar. Puede comerse arroz con almejas, pasta con sardina, bacalao en sus distintas presentaciones, entre otros. En cuanto a bebidas está el famoso coctel Bellini.

Una vez se haya probado las delicias culinarias, se puede seguir con el recorrido. El mejor destino será la Gallerie dell’Accademia, lugar en el cual hay unas magníficas obras de arte, y que es reconocido a nivel mundial.

El único problema serán las largas colas que se forman para entrar. Después de todo, es un sitio de interés turístico.

Cuarto día

El último de los días en Venecia debe aprovecharse al máximo. Para todos los turistas la recomendación suele ser la misma: visitar las islas de Murano, Burano y Torcello.

Este trío de islas es reconocido por su inmensa belleza. La primera tiene su fama gracias a su artesanía hecha con vidrio, además de sus casas coloridas, el tono del agua, entre otras. La segunda tiene una enorme cantidad de tiendas con productos de interés para los turistas. La tercera es una maravilla que, pese a ser muy pequeña, alberga el Trono de Atila o la Basílica de Santa María Asunta.

Isla Murano la Isla de Cristal

El recorrido por cada una de ellas es muy rápido y no lleva mucho tiempo. En apenas cuatro horas se podrá estar de regreso al hotel. Sin embargo, son destinos que valen la pena conocer.

El final del viaje debe ser nuevamente en la Plaza San Marco. Si es posible, mirar el atardecer y maravillarse con el ambiente que se respira allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: